Pasó más de 60 años en cama por una parálisis y pronto será beatificada

VATICANO, 13 Jul. 20 (ACI Prensa).-
El sábado pasado la Santa Sede anunció que la sierva de Dios italiana María Antonia Samà será beatificada, una laica que vivió más de 60 años inmovilizada en cama con parálisis y que a pesar de eso, “invitó a todos a confiar en Dios en cada situación”, informó Vatican News.

María Antonia Samà nació el 2 de marzo de 1875 en el sur de Italia, en la localidad de Sant’Andrea Jonio en la provincia de Catanzaro.

De joven tuvo una grave enfermedad que ocasionó que se quedara paralizada con las rodillas levantadas y permaneció acostada en esa posición por más de 60 años, ofreciendo al Señor todos sus sufrimientos.

Sierva de Dios Maria Antonia Samà. Foto: Vatican News

María Antonia vivió todo con fe e invitó a quienes la visitaban a confiar siempre en Dios, en cualquier situación.

La gente del pueblo la llamaba “la monja de San Bruno”, muchas personas acudían a ella para pedirle consejos y oraciones, y encontraban paz y serenidad. Con ella rezan el Rosario tres veces al día.

Murió el 27 de mayo de 1953 a la edad de 78 años.

El diario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) Avvenire, señaló que la causa de postulación presentó a la Congregación para la Causa de los Santos las pruebas de una “curación milagrosa” a una mujer que sufría una “grave forma degenerativa de artrosis en las rodillas” y que le provocaba dolores muy fuertes.

“El hecho ocurrió en la noche entre el 12 al 13 de diciembre de 2004 en Génova. Cuando la señora sufría dolores fuertes suplicó a la venerable sierva de Dios que había conocido cuando era joven. Después de la invocación se durmió y a la mañana siguiente, al levantarse, se dio cuenta que habían desaparecido los dolores y pudo retomar todas sus actividades”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.