Más de 100 colegios católicos en EEUU obligados a cerrar

, 10 Jul. 20 (ACI Prensa).-
La Conferencia de Obispos Católicos en Estados Unidos llamó al Congreso para que otorgue ayuda financiera de emergencia a los colegios que no son públicos, pues muchos de ellos, incluidos los católicos, se ven forzados a cerrar por la crisis financiera originada por la pandemia del COVID-19

La pandemia del coronavirus también ha golpeado críticamente la educación en Estados Unidos, pues ha forzado a muchos colegios a cerrar de forma permanente.

Según EWTN News Nightly, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos señaló que más de 100 escuelas católicas han anunciado planes de cerrar durante la pandemia del COVID-19.

Por ello, los obispos hicieron un llamado al Congreso para que se otorgue ayuda financiera de emergencia a los colegios que no son públicos, dado que muchos colegios católicos están cerrando de forma permanente durante la pandemia.

Uno de los colegios más emblemáticos que ha tenido que cerrar es el Instituto de Notre Dame, una escuela católica de casi 200 años de antigüedad ubicada en Baltimore, Maryland.

El colegio de educación secundaria de mujeres, donde alguna vez tuvo lugar el Tren Subterráneo, fue fundado en 1847 y dirigido por la orden religiosa de las Hermanas de Notre Dame. Con el tiempo, la escuela tuvo un rol importante en la transmisión de la fe católica en el país, cuyo legado de 173 años sigue vivo hasta hoy.

Según informa EWTN, el edificio requiere de 5 millones de dólares en reparaciones para seguir operando. Lamentablemente, debido a la  pandemia, el número de alumnos matriculados decreció drásticamente, por ello, la orden religiosa anunció en un comunicado dirigido a la comunidad escolar, el cierre definitivo del colegio.

“El COVID-19 causó dificultades financieras significativas adicionales, en términos de una mayor disminución proyectada de los matriculados, como en donaciones anuales […] Lamentablemente, la decisión correcta es cerrar nuestras puertas a finales de junio […]Nuestra decisión es definitiva”.

El edificio, cuyo lema es “Pro Deo Et Patria” (Por Dios y el País), es considerada en el país como “memoria de lecciones de fe y servicio”, que fueron aprendidas desde antes de que Abraham Lincoln fuera presidente. Por ello, algunos exalumnos están luchando por mantener la escuela abierta.

“Mis primas estudiaron aquí, mi abuela estudió aquí y mi hermana y yo, juntas estudiamos aquí” dijo Drina Frittata, exalumna graduada en 1983.

“Escuchando las razones para el cierre del colegio, en mi opinión, ninguna no podría ser superada”, agregó e hizo un llamado a Nancy Pelosi, política estadounidense que es la actual Presidenta de la Cámara de Representantes, para que salve el colegio al que perteneció.

A la fecha, “no hemos oído nada de ella [Nancy Pelosi] todavía, ojalá lo hagamos”, dijo Drina.

Para las alumnas y exalumnas las experiencias vividas en el colegio han sido las mejores, por ello, están muy apenadas con la decisión del cierre.

“Es un gran grupo de chicas que hemos crecido juntas. Ellas son como mis otras hermanas. Esperaba que si alguna vez tuviera una hija podría enviarla a este colegio también”, dijo Mandy Michael, exalumna del año 2005, en la última reunión que tuvieron antes del cierre.

Dos alumnas del primer grupo que no se graduará en el colegio desde su fundación, expresaron su tristeza por el cierre y el legado que dejó en sus vidas.

“No se siente como un colegio, se siente como una casa”, dijo Terry. “Estos tres años fueron los mejores tres años que he vivido”, señaló Romero.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.