7 datos sobre los santos Luis y Celia Martin, padres de Santa Teresita de Lisieux

Redacción Central, 11 Jul. 20 (ACI Prensa).-
El próximo domingo 12 de julio es la fiesta de los santos Luis Martin y Celia Guérin, padres de Santa Teresita de Lisieux, y por ese motivo, en el siguiente artículo, ACI Prensa presenta algunos datos sobre la vida de este santo matrimonio católico.

1. Es la primera pareja casada en ser canonizada

Los santos Luis y Celia Martin fueron los primeros esposos en ser canonizados juntos. El Papa Francisco los declaró santos el 18 de octubre de 2015. Se eligió el 12 de julio como su fiesta porque fue en este día, en 1858, cuando se casaron en la Basílica de Notre Dame en Alençon, Francia, y se comprometieron juntos a vivir el sacramento del matrimonio.

2. Ambos buscaban la santidad antes de concebir el matrimonio

Luis pasó un tiempo en un monasterio agustino pero no podía dominar el latín, y Celia había tratado de convertirse en Hermana de la Caridad, pero, debido a dificultades respiratorias y migrañas, no fue aceptada. Sin embargo, Dios tenía en mente la vocación del matrimonio para ellos: se casaron a los 3 meses después de conocerse y vivieron en celibato durante casi un año.

3. Celia rezó para que Dios le diera muchos hijos que pudieran consagrarse a Dios

Dios bendijo a Celia con nueve hijos, cuatro de los cuales murieron poco después de ser bautizados, mientras que las otras cinco discernieron vocaciones como religiosas.

4. Celia murió joven y Luis se encargó de sus hijos

Celia murió de cáncer a los 46 años, dejando a Luis para cuidar a sus cinco hijas, incluida Santa Teresa, futura patrona de las misiones, que tenía cuatro años en ese momento. Luis murió en 1894, a los 71 años, después de permanecer largo tiempo enfermo y finalmente paralítico a causa de arterioesclerosis cerebral.

5. Luis acompañó a tres de sus hijas al Carmelo

Entre 1882 y 1887 Luis acompañó a tres de sus hijas a la Orden de las Carmelitas Descalzas. El sacrificio mayor fue separarse de Teresa, que entró en el Carmelo a los 15 años e iniciaría su camino a la santidad. Años más tarde, todas sus hijas se hicieron religiosas, cuatro en el Carmelo y una en la  Orden de la Visitación de Santa María.

6. Santa Teresita de Lisieux elogió la santidad de sus padres

En su libro “Historia de un Alma”, la santa habló efusivamente sobre cómo había sido bendecida con “padres incomparables” y cómo Dios le había dado “una madre y un padre más dignos del cielo que de la tierra”.

Las prácticas diarias de la pareja incluían Misa a las 5:30 a.m., confesión frecuente,  participación en la vida parroquial, rezar el Ángelus y las vísperas, descansar los domingos y ayunar durante la Cuaresma y el Adviento. También invitaban a personas pobres a cenar con ellos en casa, y con frecuencia visitaban a los ancianos, enseñando a sus hijos a tratar a los desfavorecidos como iguales.

7. Otras de sus hijas está en camino a los altares

Su hija Teresa fue proclamada santa el 17 de mayo de 1925 por el Papa Pío XI, y en julio de 2015 se abrió la causa de beatificación de su hermana Leonia.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.