Vaticano se pronuncia sobre tres sacerdotes acusados de abusos sexuales

, 06 Jul. 20 (ACI Prensa).-
La Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano entregó las conclusiones de tres investigaciones contra sacerdotes de la Congregación de los Sagrados Corazones (SS.CC.), acusados de abusos sexuales en Chile.

A través de un comunicado emitido el 6 de julio, los SS.CC. dieron a conocer los resultados de las investigaciones sobre los sacerdotes Gerardo Joannon Rivera, Juan Andrés Peretiatkowicz y Jorge Prieto, este último fallecido en abril de 2005.

En agosto de 2019 Carolina Marín y Felipe Vial denunciaron a través de la prensa a los tres sacerdotes por abusos sexuales, cuando los denunciantes tenían 14 y 18 años de edad.

La congregación en Chile decretó una investigación previa canónica cuyo resultado comunicaron el 30 de diciembre de 2019.

La investigación reveló un total de once víctimas del sacerdote Peretiatkowicz. De ellos, el testimonio de Marín más el de Felipe Vial fueron considerados “verosímiles y dan cuenta de la comisión de abusos sexual y de conciencia, por parte del sacerdote”, expresó un comunicado en esa oportunidad.

Respecto a Prieto, la congregación de los SS.CC. dijo que, al haber fallecido, “no corresponde realizar una investigación previa, sino una indagatoria”. 

En el caso de este presbítero se sumaron tres denuncias en total más una acusación por encubrimiento que fue considerada inverosímil.

Respecto a la denuncia de Marín contra Joannon, “no se logró llegar a un convencimiento de verosimilitud de la denuncia de violación, al no acreditar aspectos relevantes del relato, así como de los actos de connotación sexual descritos”, agregó el comunicado de los SS.CC.

No obstante, al tratarse de hechos relacionados con menores de edad, la congregación en Chile procedió a enviar los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano y presentar la información en el 8° Juzgado de Garantía de Santiago.

La respuesta del dicasterio informada por los SS.CC. fue que en el caso de Prieto se aplicó “el criterio de la legislación universal civil y canónica, respecto a que ‘no es posible juzgar a quien ya es difunto. Los muertos no pueden defenderse ni afrontar eventuales penas. Por esto la Congregación para la Doctrina de la Fe no asumirá el caso’”.

Asimismo, la institución no encontró “testimonios que permitan establecer la certeza moral sobre la culpabilidad del denunciado, por lo tanto, nuestra Congregación SS.CC. ha sobreseído este caso”.

De todas formas, seguirá “colaborando con la justicia civil”, expresó la congregación de los SS.CC.

Respecto al sacerdote Joannon, la Congregación para la Doctrina de la Fe concluyó que “a la vista de los resultados de la investigación previa realizada, y habiendo examinado todos los antecedentes, ‘se ha alcanzado la certeza moral solo del escándalo provocado por el reo entre los fieles por los comportamientos graves con mujeres adultas’”.

“El acusado será amonestado, imponiéndole mediante precepto penal por 5 años la limitación del ejercicio público del ministerio sacerdotal y la obligación de residir en la enfermería de la casa provincial. Además, se solicita una vigilancia atenta sobre el futuro comportamiento del religioso”, señala el comunicado del 6 de julio

De esta manera, “la acusación respecto de abuso sexual contra una menor de edad fue desestimada, al no contar con los suficientes elementos de convicción”, agrega el texto.

En cuanto al sacerdote Peretiatkowicz, el dicasterio mantuvo “lo resuelto en el proceso de la investigación previa de diciembre de 2018.

“‘Habiendo tomado nota de la documentación recibida y considerando el precario estado de salud del sacerdote ha decidido archivar el caso’, señalando para esta nueva presentación que ‘la agregaremos a lo que ya tenemos en nuestro poder’”, citó la SS.CC.

“No obstante lo anterior” y de acuerdo a “la política asumida” desde septiembre de 2019 por la congregación de los SSCC en Chile, “hemos ofrecido a las víctimas de estas denuncias un camino de reparación en orden a financiar el apoyo psiquiátrico, psicológico y de medicamentos que les permitan enfrentar lo vivido con el sacerdote Juan Andrés Peretiatkowicz”.

“Una vez más, reafirmamos nuestro compromiso decidido con la verdad, la justicia y la reparación, para lo cual hemos establecido y seguido protocolos, que nos permitan crecer en una cultura de respeto y buen trato en nuestras obras pastorales, para que situaciones de este tipo nunca más se vuelvan a repetir”, concluye el comunicado.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.