La crisis del COVID-19 muestra a la Iglesia como familia de Dios que reza unida

, 23 May. 20 (ACI Prensa).-
La pandemia del coronavirus ha generado un cambio de percepción en la gente sobre la Iglesia, que ya no solo la ve como un edificio de adoración, sino como familia de Dios.

Con 6.486 personas infectadas, 31 personas fallecidas y 1.951 recuperados, las familias de Ghana, África se han visto alentadas “a reunirse y a rezar juntas, resaltando una imagen de la Iglesia como familia», dijo el P. Isaac Ebo-Blay, director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMS), a la agencia vaticana Fides, en declaraciones difundidas el 20 de mayo.

Este hecho ha permitido cambiar la percepción de la gente sobre la Iglesia, que ya no solo la ve como un “edificio de adoración, sino también como una Iglesia de bautizados que son el templo del Espíritu Santo: así es como se forma la Iglesia doméstica», añadió.

Para el P. Ebo-Blay, debido a la suspensión de las celebraciones para evitar la propagación del virus, la Iglesia en Ghana también se ha visto alentada a “usar más las redes sociales para difundir el Evangelio a los fieles, que hasta ahora no eran muy utilizadas».

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de evangelizar con las transmisiones en vivo de la Santa Misa por televisión y redes sociales, y de fomentar los rezos para recibir la comunión espiritual, la vida sacramental de los fieles “se ha visto seriamente afectada”, porque “no es lo mismo que participar en la celebración comunitaria de la Eucaristía”, señaló el P. Ebo-Blay.

Del mismo modo, en el país africano “la vida pastoral se ha visto seriamente afectada”, pues como se han interrumpido “las visitas a los hogares, hospitales, prisiones, etc.,…los ancianos y los enfermos no reciben la comunión”, añadió.

No obstante, para el director de la OMS local, este período de suspensión de las actividades eclesiales para contener la propagación del virus podría conducir a «un aumento en la influencia de los grupos eclesiales, cuyos miembros laicos generalmente dedican mucho más tiempo que otros católicos al trabajo misionero y con más fervor evangélico».

Asimismo, este tiempo podría llevar “al surgimiento de pequeñas comunidades de fe muy unidas dentro de las parroquias, que se reúnen regularmente en los hogares, en lugar de en grandes eventos parroquiales», afirmó el P. Ebo-Blay.

En relación con las donaciones económicas a la OMS, el sacerdote dijo que la pandemia del COVID-19 “ha puesto muy a prueba las contribuciones de la gente”, pues “aunque algunos miembros realizan donaciones electrónicas o de forma digital, un porcentaje mayor de ellos no puede donar nada”. Lamentablemente, esta situación “está afectando negativamente la misión de la Iglesia en Ghana», añadió.

En medio de esta “difícil situación”, el P. Ebo-Blay dijo que “la Iglesia en Ghana está tratando de mostrar toda su compasión y amor por las personas que viven en los barrios bajos de las ciudades y pueblos».

Al respecto, explicó que “los jóvenes ayudan a distribuir alimentos a las personas. Sin embargo, en lo que se refiere a la misión, la Iglesia en Ghana debería prestar más atención a los pobres en la Iglesia y en la sociedad, cuyo número ha aumentado”.

Asimismo, destacó las obras de caridad realizadas por la Arquidiócesis de Acra, capital de Ghana, donde el Arzobispo de Acra, Mons. John Bonaventure Kwofie “ha ofrecido alimentos y sistemas de protección personal a los residentes del barrio pobre ‘La ciudad de Dios’, que alberga a más de 150 mil habitantes, en su mayoría pobres y vulnerables”.

El director de la OMS también dijo que la recesión que está viviendo Ghana por la crisis “podría provocar un nuevo impulso y una oportunidad para la evangelización, ya que las personas se ven muy probadas por la pandemia y tratan de dar un significado a todo esto”.

Finalmente, el P. Ebo-Blay se refirió al fondo especial de emergencia de las OMP para las víctimas de coronavirus, y señaló que a pesar de que las obras e instituciones de la Iglesia han sido informadas sobre el fondo, “hasta ahora solo una Obra ha prometido realizar una donación”.

En ese sentido, “todavía estamos esperando la respuesta de las otras Obras. Mientras tanto, algunas sociedades eclesiales han contribuido a los esfuerzos de la Conferencia de Obispos Católicos de Ghana para ayudar”, concluyó.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.