10 tips para terminar la Cuaresma y estar listo para Semana Santa

, 08 Abr. 20 (ACI Prensa).-
La oración, el ayuno y la limosna son los tres pilares de la Cuaresma, también en estos tiempos de cuarentena por el coronavirus que afecta a todo el mundo. Con estos tres acentos crecemos en amor y caridad buscando una nueva vida en Cristo.

Es cierto que la imposibilidad de salir de casa o no poder hacer la vida que llevábamos antes ya es en sí mismo un sacrificio, pero los católicos sabemos que podemos ofrecer esto y otras cosas más por nuestra conversión y la de los demás.

Inspirados en el libro “Holy Hacks: Everyday Ways to Live Your Faith & Get to Heaven” (Santos Trucos: formas cotidianas de vivir tu fe y llegar al Cielo), ofrecemos ahora 10 tips para concluir bien la Cuaresma y vivir intensamente la Semana Santa. Esta vez desde casa.

Oración

1.- Orar por los demás. Una de las obras espirituales de misericordia es orar por los vivos y los muertos. Este año recemos especialmente por los miles de afectados y fallecidos por el coronavirus.

2.- Dar gracias a Dios por cada inconveniente durante la Cuaresma. Podemos ofrecer cada una de las cosas que no nos gustan o nos cuestan de estar en cuarentena.

3.- Tomar el sufrimiento y unirse a este con la pasión y crucifixión de Jesucristo. En el libro “La Divina Misericordia en mi alma: El diario de Santa Faustina”, la religiosa explica que su sacrificio cobra sentido cuando se une al del Señor.

4.- Hacer el Vía Crucis en casa. Podemos hacer las estaciones caminando en distintos ambientes de casa o meditando en un lugar tranquilo de esta. Lo importante es rezar meditando en los sufrimientos de Cristo por nosotros.

5.- Orar por cualquier persona que te irrite o te moleste en casa, durante la cuarentena. Este tiempo es propicio para rezar por quienes nos caen mal o son nuestros enemigos.

Ayuno

6.- Aunque exige un sacrificio adicional al aislamiento, se podría decidir tener una sola comida un día.

7.- Elegir un día o una comida donde se ayune con pan y agua. Andrew LaVallee, fundador de Live the Fast explica: «Un ayuno de pan y agua nos enseña a distinguir entre lo que necesitamos y lo que queremos, y entramos en un espíritu pobre ya que nuestra comida es sencilla pero satisfactoria». Una opción para este mismo punto puede ser no comer entre comidas, o pasar un postre o un dulce después del almuerzo o la cena.

Limosna

8.- Pedir a Dios que revele el “Lázaro” de tu vida que necesita que lo ayudes de manera muy concreta. Ahora que muchos se ven afectados, hay más de uno que nos necesita para satisfacer las necesidades más urgentes como alimentos y medicinas. Siempre hay alguien a nuestro alrededor que nos espera.

9.- Si te abstienes de algo no esencial que cuesta dinero, dona ese dinero a los pobres. Ahora hay muchas causas que esperan las generosas donaciones de todos.

10.- Recaudar fondos en línea a través de peticiones por causas dignas: Si bien los alimentos y medicinas para los más necesitados son importantes, también hay otras causas dignas con las que se puede colaborar.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.