Jesús Sacramentado pasea por calles para llevar fe durante pandemia de coronavirus

, 03 Abr. 20 (ACI Prensa).-
Este jueves 3 de abril, el Santísimo Sacramento salió por las calles de Lurín, en Lima (Perú), para bendecir las casas de todos los fieles que por la cuarentena por el coronavirus no pueden visitar a Jesús Eucaristía.

El P. Fernando Urbina, sacerdote de la Diócesis de Lurín, salió a las calles con Jesús Eucaristía a las 9:00 a.m., luego de la celebración de la Santa Misa en la parroquia San Daniel Comboni de Cristo Redentor.

La Diócesis de Lurín es una jurisdicción eclesiástica de la Iglesia Católica en el Perú con sede en la ciudad de Lurín. Fue creada el 14 de diciembre de 1996 por San Juan Pablo II y contempla los distritos de San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo, Villa el Salvador, Pachacamac, Lurín, Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, Santa María y Pucusana. Su Obispo es Mons. Carlos García Camader.

El P. Urbina señaló que la iniciativa tuvo una gran acogida, las personas salían en familia a recibir la bendición, donde ancianos también se asomaron a la puerta para ver pasar a Jesús.

“Se escuchaban palmas, vivas, pero sobre todo un clima de oración, contemplación, agradecimiento y protección divina”, indicó.

Siguiendo las indicaciones de permanecer en casa dictada por el Gobierno del país, los niños pidieron la bendición del sacerdote y algunos fieles, movidos por la fe, pusieron música de Adoración Eucarística desde sus hogares.

El sacerdote comentó que lamentablemente la Policía Nacional, que prometió apoyar con una camioneta “para asegurar el orden”, no llegó a presentarse.

“Pero igual salimos, teníamos el permiso, eso era suficiente y el Señor callejeó por las calles este hermoso jueves Eucarístico”, agregó.

El P. Urbina indicó que esta iniciativa se volverá a repetir el jueves 9 de abril por la zona de FONAVI y que la idea es que Cristo recorra las calles “el tiempo que dure la pandemia”.

El sacerdote señaló que los fieles ya han pedido que el Santísimo Sacramento vuelva a pasar por sus hogares. “Quieren ver al cura caminar con el Señor por las calles”, afirmó.

“Ellos manifiestan que sintieron que el mismo Señor les daba esperanza y un grato abrazo de Padre que cuida a su pueblo”, concluyó.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.