Coronavirus en México: La Virgen de Guadalupe nunca nos abandona, asegura sacerdote

CIUDAD DE MÉXICO, 03 Abr. 20 (ACI Prensa).-
En medio de la crisis sanitaria en el mundo por la pandemia de coronavirus COVID-19, el P. Eduardo Chávez, canónigo de la Basílica de Guadalupe y postulador de la causa de canonización de San Juan Diego, aseguró que Nuestra Señora de Guadalupe “jamás abandona a sus hijos”.

En un video publicado recientemente en su canal de YouTube, el P. Chávez, también director del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos (ISEG) y considerado uno de los principales expertos en la aparición de la Virgen de Guadalupe, señaló que “la Virgen Santísima de Guadalupe, nuestra Madre, siempre está ahí, al pie de la cruz. En los momentos más difíciles, en los momentos prácticamente de muerte, ella jamás abandona a su Hijo, jamás abandona a sus hijos”.

“Somos nosotros quienes muchas ocasiones la hemos abandonado, no hemos querido saber nada de ella”, lamentó.

La pandemia de COVID-19, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha causado al 3 de abril 972.640 contagios confirmados en todo el mundo, causando 50.325 muertes.

En México, al 2 de abril, el Gobierno confirmó 1.510 casos y 50 muertes por coronavirus COVID-19.

Debido a la pandemia de coronavirus COVID-19, el Gobierno de México decretó un estado de emergencia sanitaria, ordenando el cese de las actividades no esenciales tanto en el sector público como en el privado. Además, han pedido a todos los ciudadanos a que permanezcan el mayor tiempo posible en sus casas, para disminuir los contagios del virus.

El P. Chávez reiteró que la Virgen de Guadalupe “jamás nos abandona, ella está con nosotros y nos sigue diciendo ‘no tengan miedo, acaso no estoy yo aquí que tengo el honor, la dicha, la alegría de ser tu Madre’”.

Estas palabras, que le dirigió Santa María de Guadalupe a su vidente, el indio San Juan Diego, “han caminado con nosotros durante 500 años”, dijo el sacerdote mexicano.

“La Virgen de Guadalupe nos acompaña en cada momento, en cada instante. No la abandonemos nosotros, no la dejemos por el pecado, por las traiciones, el pretender que el dinero sea nuestro dios y abandonemos al verdadero Dios”, pidió.

“Ella jamás nos va a dejar, jamás va a desaparecer”, insistió el P. Eduardo Chávez, pues “ella nos ama hasta el final”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.