Religiosas piden donaciones para seguir ayudando a los más pobres durante coronavirus

, 03 Abr. 20 (ACI Prensa).-
Frente a la difícil situación que atraviesan varias familias en Perú por la cuarentena decretada para evitar la propagación del coronavirus, las Misioneras Hijas de la Purísima Virgen María llevan donaciones a las familias más vulnerables y piden donaciones para poder continuar con este acto de caridad.

Hasta el 2 de abril, en Perú hay más de 1.400 infectados con coronavirus y 55 fallecidos.

La responsable de esta iniciativa, hermana Marisa Eleana Hermosillo González, comentó a ACI Prensa que la congregación de fundación mexicana realiza su misión en el Colegio “Fe y Alegría” 08, ubicado en Año Nuevo, en el distrito limeño de Comas.

La red “Fe y Alegría” cuenta con colegios en todo el Perú y busca brindar educación pública de calidad a los niños más necesitados del país.

La religiosa comentó que gracias a la labor pastoral que realizan en la institución educativa han podido conocer la realidad de las familias de la comunidad, especialmente de las que viven en extrema pobreza en los asentamientos humanos en las partes altas de Año Nuevo.

“Por medio de los padres de familia de nuestros estudiantes hemos podido conocer la realidad de otras familias en extrema pobreza”, indicó. Señaló que estos hogares enfrentan la cuarentena “sin dinero, sin poder adquisitivo, la mayoría de ellos sin bono y con dificultades para tener agua en sus domicilios”.

El Gobierno peruano a dispuesto un bono de 380 soles (110 dólares aproximadamente) para las familias más pobres del país, quienes sobreviven con lo que ganan a diario de trabajos ocasionales y, en algunos casos, informales.

Lamentablemente, muchas familias no han recibido este subsidio económico, que los ha dejado en una situación vulnerable al no poder adquirir alimentos y productos de limpieza, que es imprescindible para evitar el posible contagio de COVID-19.

“Muchos de ellos tienen una comida al día y sus casas son muy precarias para vivir y de espacios reducidos donde tienen que entrar mínimo 4 miembros por familia”, señala la hermana Hermosillo.

La religiosa señala que el “compromiso que tenemos como consagradas y por el amor a la misión en este país del Perú” las motivó a organizar esta propuesta de donar víveres a las familias más necesitadas.

“Comenzamos por invitar al personal del colegio a miembros de la parroquia Cristo Liberador, a jóvenes con gran compromiso cristiano y a otras personas que se han desprendido gracias a su corazón generoso”, señaló.

Las canastas de víveres que se entregan a cada familia son elaboradas por las hermanas. Además, para evitar aglomeración de personas, la entrega se realiza a una persona de cada familia, en grupos de cinco a diez.

“Les proporcionamos mascarillas hechas por nosotras a las personas que no cuentan con una y los exhortamos a cumplir con la disposición del Gobierno de quedarnos en casa”, aclaró la religiosa.

Asimismo, la hermana Hermosillo señaló que las familias están profundamente agradecidas con este apoyo y solicitó ayuda para poder seguir trabajando en este acto de caridad.

“Todos estamos comprometidos a ayudar y a estar con el que más necesita y no solo económicamente sino también espiritualmente desde nuestras posibilidades pues acompañados del Señor Jesús todos tenemos un futuro feliz”, concluyó.

La congregación recibe las donaciones a la cuenta bancaria del Banco de Crédito del Perú (BCP) 191-92287322-0-15 o desde otros bancos al 002-19119228732201550.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.