Hong Kong y Singapur cancelan Misas públicas por temor al coronavirus

Redacción Central, 17 Feb. 20 (ACI Prensa).-
Todas las Misas públicas en Hong Kong (China) y en Singapur fueron canceladas hasta el 28 de febrero de 2020 debido a la amenaza de que se siga propagando el coronavirus.

El Cardenal John Tong Hon, Administrador Apostólico y Obispo emérito de Hong Kong, anunció el 13 de febrero que todas las Misas públicas del 15 al 28 de febrero serían suspendidas.

La Arquidiócesis de Singapur, por su parte, tomó una decisión similar, suspendiendo todas las Misas públicas desde el 15 de febrero hasta nuevo aviso.

Hong Kong es el hogar de alrededor de 500 mil católicos de una población de más de siete millones de habitantes, mientras que en Singapur los católicos son cerca de 300 mil de los 5,6 millones de habitantes.

“La Iglesia, como miembro de la sociedad, tiene el deber de mantener la higiene pública y promover el bien común. Por lo tanto, los párrocos, el resto del clero parroquial y los fieles deben cumplir estrictamente”, dijo Mons. Tong, y agregó que las medidas de seguimiento se anunciarían antes del 28 de febrero.

El Prelado alentó a los fieles a ver la Misa dominical en línea, hacer una comunión espiritual, reflexionar sobre el texto litúrgico dominical, leer la Biblia o rezar el Rosario todos los domingos.

También sugirió que los fieles vean Misas diarias en línea, o hagan devociones cuaresmales o ejercicios espirituales como el Rosario, Ángelus y oración diaria.

“Las iglesias parroquiales y las capillas afiliadas deben permanecer abiertas a los fieles para oraciones personales y visitas al Santísimo Sacramento”, dijo Mons. Tong.

“Las parroquias también pueden organizar la exposición del Santísimo Sacramento diariamente o en días específicos, para que los fieles puedan participar individualmente y rezar para que las infecciones por coronavirus sean contenidas lo antes posible”, añadió.

Mons. Tong dijo que todas las demás actividades, a excepción de bodas y funerales, también se suspenderán.

El Arzobispo de Singapur, Mons. William Goh Seng Chye, escribió en una carta pastoral del 14 de febrero que “la cancelación de Misas no significa que los católicos puedan excusarse de cumplir con la obligación de santificar el Día del Señor”.

“Deberían tratar de seguir la transmisión de la Misa en YouTube o CatholicSG Radio”, dijo. Además, pidió que la gente revise el sitio web arquidiocesano para conocer el horario de la transmisión.

“La transmisión de la Misa te ayudará a recibir al Señor espiritualmente. También pueden reunirse en familia para la Liturgia de la Palabra pasando tiempo en oración, leyendo la Palabra de Dios de la Liturgia dominical e intercediendo por el mundo en el sentido de que este virus COVID-19 sea contenido y erradicado. Incluso si no pueden reunirse como familia para adorar, debe pasar individualmente al menos media hora en silencio para orar y especialmente leer la Palabra de Dios”, sostuvo.

Originaria de Wuhan, en la provincia china de Hubei, la nueva cepa de coronavirus puede causar fiebre, tos y dificultad para respirar. En algunos casos, puede provocar neumonía, insuficiencia renal y síndrome respiratorio agudo severo.

Hasta el 13 de febrero, las autoridades de todo el mundo han diagnosticado más de 63 mil casos de COVID-19 y más de 1.300 personas han muerto. La mayoría de los casos reportados están en China, pero se ha extendido a más de dos docenas de países en todo el mundo.

En Hong Kong, hay al menos 50 casos de la enfermedad y una muerte reportada. Hasta el viernes, Singapur ha registrado 67 casos confirmados de COVID-19, informa TodayOnline, con 17 dados de alta del hospital y seis en cuidados intensivos.

Varios países, incluida Italia, han suspendido los vuelos desde Hong Kong, que tiene una frontera abierta con China continental.

La semana pasada Hong Kong emitió una cuarentena obligatoria de 14 días para cualquier persona que ingrese desde China continental, informó National Public Radio. La ciudad ha establecido una gran cantidad de campamentos de cuarentena masiva para aislar a las víctimas, muchas en áreas residenciales, lo que ha generado protestas.

El New York Times informó que alrededor de siete mil trabajadores médicos en Hong Kong se declararon en huelga, exigiendo que la ciudad cierre completamente la frontera con el continente.

Las escuelas en Hong Kong permanecen cerradas hasta el 16 de marzo y el gobierno ha dado a sus 176 mil empleados la opción de trabajar desde casa hasta el 23 de febrero.

El 27 de enero, el Vaticano envió entre 600 mil y 700 mil máscaras faciales a tres provincias en China, según el Global Times. El Papa Francisco oró por las personas infectadas por el coronavirus durante su oración dominical del Ángelus el 26 de enero. 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.