¿Por qué la epidemia de pornografía es peor que la crisis de Coronavirus?

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Feb. 20 (ACI Prensa).-
En medio de la creciente crisis de salud que representa el Coronavirus, un sacerdote advierte que la epidemia de pornografía es aún más peligrosa para el mundo.

Al 13 de febrero, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la variedad de Coronavirus identificada como COVID-19 o 2019-nCoV ha cobrado 1.369 vidas, 1.368 de estas en China, infectando a 46.997 personas a nivel mundial.

El Coronavirus habría surgido en Wuhan, China, extendiéndose por el país y a otras zonas del mundo.

A la fecha se han confirmado casos confirmados de Coronavirus en China, Hong Kong, Macao, Taiwán, Australia, Bélgica, Camboya, Canadá, Finlandia, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, Malasia, Nepal, Filipinas, Rusia, Sri Lanka, Singapur, España, Suecia, Tailandia, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Estados Unidos y Vietnam.

En comparación, uno de los sitios web más conocidos de pornografía en Internet registró, solo en 2019, 42 mil millones de visitas, y estima que cuenta con un volumen de contenido que suma 169 años.

Para Fight The New Drug, una plataforma que provee recursos para combatir el consumo y adicción a la pornografía, advierte que esta puede causar serios daños emocionales y mentales, al tiempo que favorece la industria del tráfico de personas.

Además, hay denuncias que apuntan a que conocidos sitios web de pornografía hacen dinero con videos de sexo no consentido y violaciones.

Desde 2016, 15 estados de Estados Unidos han aprobado leyes que consideran a la pornografía un problema de salud pública.

Para el P. Hugo Valdemar, canónigo penitenciario de la Arquidiócesis Primada de México, “sin subestimar las muertes por esta incipiente epidemia (de Coronavirus), no hay duda que la peste de la pornografía es mucho más devastadora”.

“Son millones de personas, sobre todo jóvenes, e incluso niños, que sufren graves trastornos psicológicos y morales por su consumo. No se trata solo de una falta moral, sino de una verdadera intoxicación de psique de las personas que las lleva a la adición y la distorsión de lo que es la sexualidad”, dijo.

El P. Valdemar advirtió que el consumo de pornografía es muy grave para el alma humana, pues “es una manera perversa de percibir la sexualidad humana que queda reducida a una cosificación de la persona: se le quita el alma y su dignidad, quedando reducida a una máquina de placer, desvinculada de la afectividad y del verdadero amor”.

“Sobre todo la mujer es denigrada y esclavizada sin que veamos las protestas de las feministas que no se indignan ante tal sometimiento y humillación de la condición femenina”, criticó.

El canónigo penitenciario de la Arquidiócesis Primada de México subrayó la importancia de la Iglesia y su enseñanza frente a la epidemia de pornografía, pues “la Iglesia está para la salvación de las almas”.

El mundo, señaló, “será destruido como parte del plan salvífico, la vida en este mundo es apenas un suspiro, y no debemos apegarnos a ella. Sino más bien no debemos perder de vista que nuestra patria definitiva está en el Cielo y que no llegaremos a ella sin una vida en gracia de Dios”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.