Miles marchan a favor de la vida en la segunda March for Life anual en Estados Unidos

, 14 Feb. 20 (ACI Prensa).-
Este jueves 13 de febrero, miles de personas salieron a marchar a favor de la vida en Virginia, en la segunda March for Life anual en Estados Unidos.

A pesar de la lluvia, el evento congregó a la multitud, que pidió respeto por la vida, desde su concepción hasta su fin natural.

Amazing day at the #VAMarchForLife! Thousands of Virginians filled the state capital to be a voice for the voiceless and march for LIFE! pic.twitter.com/KWIjO4ly4K

— March for Life (@March_for_Life) February 13, 2020

Horas previas a la marcha, que se realizó a las 12:45 p.m. (hora local), el Obispo de Arlington, Mons. Michael Burbidge, celebró una Misa para pedir por la vida, junto con el Obispo de Richmond, Mons. Barry Knestout y los sacerdotes de ambas ciudades.

Mons. Knestout, quien pronunció la homilía, señaló que la March for Life en Virginia es “un día de defensa y oración por la restauración total de las garantías legales al derecho a la vida en Virginia”, así como “un día de penitencia por las violaciones a la dignidad de la persona humana” que se comete en el aborto.

“Hoy no es solo un día para marchar sino para orar y ayunar por el reconocimiento y dignidad de la vida humana”, dijo Mons. Knestout. “Dios nos creó a cada uno a su propia imagen, por eso tenemos una dignidad que ningún otro ser en la tierra puede reclamar”.

We march because all life is precious! #VAMarchForLife pic.twitter.com/Uz1sCWju6j

— March for Life (@March_for_Life) February 14, 2020

Durante la homilía, Mons. Knestout alabó el trabajo de los grupos provida y de las personas “que actúan con compasión” para ayudar a los que están de duelo.

“Como una familia humana y cristiana, nos aflige la pérdida de tantas vidas”, dijo. “Sin embargo, incluso en el dolor, sabemos que hay esperanza”.

Luego de la Misa, los manifestantes se dirigieron al Capitolio de Virginia, en un recorrido en el que se hicieron presentes numerosas figuras provida, incluida la presidenta de March for Life, Jeanne Mancini.

Mons. Burbidge abrió el recorrido con una oración, y agradeció a los miembros del Senado y la Cámara de Delegados del estado que estuvieron presentes en el evento.

“Cada vida recibida en el mundo debe ser bienvenida con agradecimiento, amor y alegría” que refleje a Dios, comentó Mons. Burbidge. “El conmemorar el lamentable aniversario de la legislación del aborto en nuestro país, infunde en nosotros el coraje para continuar trabajando en nombre de los vulnerables y los no nacidos, a pesar de los desafíos que tenemos por delante”.

Virginia marches for LIFE!!! pic.twitter.com/cRajIHxrdP

— March for Life (@March_for_Life) February 13, 2020

Mons. Burbidge rezó por aquellos que asistieron a la marcha, para que sean inspirados “para renovar su fe y dedicarse nuevamente a poner fin al aborto y a todos los demás actos que niegan y ofenden la dignidad inherente de la persona humana”.

El Obispo de Arlington también rezó por las madres embarazadas, particularmente por aquellas que están en situaciones de riesgo. Mons. Burbidge comentó que espera que las madres “reciban el coraje y la fuerza para proteger el precioso regalo dentro de ellas, en medio de sus dificultades”.

El Prelado expresó su deseo de que Dios bendiga a los funcionarios electos para que trabajen en pro del bien común, y agregó que “no hay nada que pueda ser bueno en el aborto”.

Que el Señor “ayude a nuestros funcionarios electos, especialmente aquí en Richmond, a ver la luz y manifestar la voluntad política de hacer lo que es correcto, justo y santo”, dijo Mons. Burbidge.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.