Iglesia pide oraciones por sacerdote que se habría suicidado en Estados Unidos

KANSAS CITY, 28 Ene. 20 (ACI Prensa).-
El P. Evan Harkins, sacerdote en la diócesis estadounidense de Kansas City–St. Joseph, se habría suicidado. La Iglesia pide que recen por su alma, “su familia y la parroquia y las comunidades escolares que sirvió”

El P. Evan Harkins, sacerdote de 34 años de la Diócesis de Kansas City–St. Joseph (Estados Unidos), se habría suicidado, y su cuerpo fue encontrado la mañana de este 28 de enero.

La Diócesis de Kansas City–St. Joseph señaló en un comunicado que “fuimos notificados esta mañana, cuando él no se presentó para la Misa, que el P. Evan Harkins, párroco de la parroquia St. James y Administrador Parroquial en la parroquia St. Patrick, en St. Joseph, aparentemente se quitó la vida”.

“Ante estas noticias devastadoramente trágicas, pedimos que recen por el P. Harkins, su familia y la parroquia y las comunidades escolares que sirvió, así como por todos nuestros sacerdotes”, añadió la Diócesis.

A través de Twitter, el P. Dan Beeman, pidió oraciones “por el descanso del alma del P. Evan Harkins”.

In your mercy, please pray for the repose of the soul of Father Evan Harkins, a priest of the Diocese of Kansas City-Saint Joseph, who took his own life today. Pray also for his brother priests.

Sometimes it is easy to forget how much Satan hates priests. Have mercy, Lord. pic.twitter.com/B0ZZBisQ1o

— Father Dan Beeman (@inthelineofmel) January 28, 2020

“Recen también por sus hermanos sacerdotes”, dijo, y lamentó que “a veces es fácil olvidar cuánto Satanás odia a los sacerdotes. Ten misericordia, Señor”.

El P. Harkins fue ordenado el 29 de mayo de 2010 en la Catedral de la Inmaculada Concepción, en Kansas City.

Según recoge The Catholic Key, periódico de la Diócesis de Kansas City–St. Joseph, el P. Harkins pensó por primera vez en ser sacerdote a los ocho años.

Entrevistado por el periódico diocesano con ocasión de su ordenación sacerdotal en 2010, el P. Harkins dijo que “veo mucho dolor y tristeza en el mundo. Lo puedes ver en los ojos de la gente. Satanás hace a la gente insegura de quiénes son. Para mí, ser ordenado sacerdote es ser enviado al mundo para dar a Dios a las personas y Sus dones de alegría y verdad. Pienso que eso es maravilloso; no hay nada más que yo querría”.

La Diócesis de Kansas City–St. Joseph señaló que dará más información sobre el caso en lo que esté disponible.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.