Encuesta revela: Estadounidenses pro opción están a favor de detener o restringir aborto

, 28 Ene. 20 (ACI Prensa).-
Una encuesta reveló que los estadounidenses están a favor de devolver las restricciones al aborto en los estados, favorecer su prohibición después de las 20 semanas de embarazo y votar por los políticos que restringirían esta práctica.

Estos resultados fueron arrojados por Marist Poll, la encuesta nacional de opinión pública operada por el Marist Institute for Public Opinion del Marist College, de New York. Durante el estudio, gran parte de los encuestados se identificaron como “pro-choice” (pro opción), es decir que no se oponen a la práctica del aborto.

Los resultados datan de enero del 2020 y los estudios fueron auspiciados por los Caballeros de Colón, la organización benéfica laical más grande del mundo.

Mientras que la encuesta evalúa la opinión de los estadounidenses, los observadores especulan que la Corte Suprema de EE.UU. podría revisar la decisión Roe vs. Wade de 1973 y otros precedentes que exigen el aborto legal en todo el país.

“La mayoría de los estadounidenses quieren que la Corte reinterprete a Roe, ya sea deteniendo el aborto legalizado o devolviendo el tema a los estados”, dijo el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, el 22 de Enero.

De acuerdo a la encuesta, el 55% de los estadounidenses respaldan la prohibición del aborto después de las 20 semanas de embarazo. El 45% de los encuestados pro-choice respaldaron dicha prohibición, al igual que el 69% de los encuestados que se identificaron como provida.

El 41% de personas que respondieron y fueron identificados como pro-choice dijeron que están más predispuestas a votar por candidatos que respaldan las restricciones del aborto. Más del 90% de los que se identificaron como provida dijeron lo mismo.

Anderson sostuvo que el respaldo a las restricciones del aborto entre estadounidenses pro-choice “muestra cuán engañoso es combinar el término pro-choice con el respaldo de posiciones pro-aborto radicales que piden aborto sin restricciones”.

Aproximadamente el 65% de encuestados dijeron que estarían más inclinados a votar por candidatos que limitan el aborto como máximo en los primeros tres meses de embarazo. De este 65%, el 88% son republicanos, el 62% son no afiliados y el 44% son demócratas.

La encuesta también indicó que el 55% de los estadounidenses se identifican a sí mismos como pro-choice, mientras que el 40% se identifica como provida.

Además señala que los estadounidenses podrían estar de acuerdo con los cambios en el status quo del aborto si la Corte Suprema vuelve a revisar Roe vs Wade. El 46% de encuestados dijo que la Corte Suprema debe permitir que los estados determinen las restricciones del aborto, el 16% quiso que la Alta Corte declare ilegal el aborto y solo el 33% dijo que la Corte debería permitir el aborto legal sin restricciones en cualquier momento del embarazo.

En cuanto a la dedicación de los votantes a sus puntos de vista sobre el aborto y la protección legal para niños no nacidos, “la intensidad es más fuerte en los provida”. El 45% de encuestados que se identifican como provida dijeron que el tema del aborto es un factor principal cuando eligen al presidente, comparado con el 35% de los encuestados que se identifican como pro-choice, señaló el estudio.

Cuando se preguntó si las leyes pueden proteger tanto a la madre como al niño no nacido, el 80% de encuestados dijo que sí podrían.

Una abrumadora mayoría de encuestados, 75% frente a 21%, se opuso a la financiación del aborto en el extranjero por parte de los contribuyentes. Cerca del 60% se opone a la financiación del aborto por parte de los contribuyentes en Estados Unidos y otro 52% respaldan la necesidad de ultrasonidos para las mujeres antes de que se practiquen el aborto.

La encuesta de Marist Poll consultó a 1.237 adultos entre el 7 y 12 de enero. Esta afirma una significación estadística de más o menos 3.7 puntos porcentuales, y entre los 1,070 votantes registrados que respondieron, la significancia estadística es de más o menos 4 puntos porcentuales.

El fallo del caso judicial Roe contra Wade o Roe vs. Wade legalizó el aborto en todo Estados Unidos desde 1973 y permitió el exterminio legal de más de 60 millones de bebés en el vientre materno.

En el caso, Norma McCorvey (bajo el seudónimo de Jane Roe) alegó que había sido violada por una pandilla y resultado embarazada. Sus abogadas, recién graduadas de la Facultad de Leyes de Texas, la convencieron de que debía abortar en lugar de dar en adopción a su bebé. Mientras el caso era evaluado, la bebé nació y fue dada en adopción.

En 1987, McCorvey admitió que mintió y que el padre de su bebé era alguien que ella conocía y amaba. Veinte años después, Norma se convirtió al catolicismo y dedicó su vida a promover la defensa de los no nacidos hasta su fallecimiento en el 2017.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, señaló el año pasado que el fallo del caso Roe vs. Wade “le dio la espalda al derecho a la vida”, pero también generó “un movimiento nacido del amor y la compasión, animado por la fe y la verdad, un movimiento que ha ido ganando corazones y mentes cada día”, refiriéndose a la Marcha por la Vida.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.