Los católicos debemos reflejar el amor de Dios y defender la vida, señala obispo

, 05 Dic. 19 (ACI Prensa).-
El Obispo de Ciudad Quesada (Costa Rica), Mons. José Manuel Garita Herrera, señaló que en este tiempo de Adviento “los cristianos estamos llamados a reflejar el amor de Dios” y a luchar por el respeto a la vida en todas sus etapas.

En su columna Fermento del 3 de diciembre, el Prelado recordó que el tiempo de Adviento es un momento de preparación “de cara a la conmemoración del más grande acontecimiento que cambió la historia”, el nacimiento de Jesús.

“Esto no es una idea o una campaña comercial para vivir el mes de diciembre”, señaló. El nacimiento de Jesús es un acontecimiento “inscrito en la humanidad” que “cambia nuestros corazones y nos hace capaces de Dios, para ser signos de esperanza, como la que él nos ofrece, y para que regalemos vida”.

Asimismo, recordó que “los cristianos estamos llamados a reflejar el amor de Dios en tiempos en que se vuelve más difícil la profesión de nuestra fe”, resaltando que “donde se nos ataca por defender consignas que son auténticos dones y derechos reconocidos por la misma humanidad que alguna vez creó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pensando en la dignidad del hombre”.

Dentro de su video, el Obispo llamó a defender la familia y proteger la vida, siendo garantes de la “dignidad de la persona humana”, y recordó que esta es la obligación de un católico, “porque Cristo nos dejó la misión de anunciar su Evangelio, Buena Noticia de vida”.

“Estamos llamados a la vida sobrenatural, a esa vida que sólo se planifica en el Salvador”, señaló Mons. Garita. “Lo sublime de esta vocación sobrenatural manifiesta la grandeza y el valor de la vida humana incluso en su fase temporal”, agregó citando a San Juan Pablo II en su encíclica Evangelium vitae.

Mons. Garita recordó la marcha en defensa de la vida de este 1 de diciembre y afirmó que en Costa Rica se dice “sí” a la vida, pues desde finales del siglo XIX se “puso fin a la pena de muerte, ya que nuestros antepasados tuvieron la capacidad de decir que la vida humana es inviolable”.

El Prelado llamó a todos los cristianos y a las personas de buena voluntad a celebrar la vida y ser “testimonio de Aquél que dio su vida para que nosotros tengamos vida. Jesús y la Iglesia nos llaman a defender la vida”.

Finalmente, Mons. Garita alentó a que “este tiempo de preparación a la Navidad nos ayude a transformar, poco a poco, aquellos espacios en los cuales Dios nos ha llamado a servir desde nuestra condición y con las capacidades que nos ha dado”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.