Abusos sexuales: Se retractan acusadores de sacerdote expulsado del estado clerical

SAN SALVADOR, 15 Oct. 19 (ACI Prensa).-
Los acusadores que inicialmente se declararon víctimas de abusos sexuales de Antonio Molina, expulsado del estado clerical por el Vaticano, se retractaron recientemente ante los tribunales de El Salvador.

Este 8 de octubre, Isaí Ernesto Mendoza, de 36 años y uno de los denunciantes de Molina, admitió ante un tribunal salvadoreño que “todo lo que dije es falso”.

“Quiero pedirle una disculpa pública por las declaraciones que di falsamente ante el arzobispado”, expresó.

Mendoza había acusado a Molina ante la Arquidiócesis de San Salvador por supuestamente realizar orgías y haberlo violado cuando era adolescente. Según Mendoza, en ese tiempo ayudaba como acólito.

Durante el proceso se presentaron diversas contradicciones, como la duda de si en verdad llegó a residir alguna vez en el municipio salvadoreño de Panchimalco, donde supuestamente habrían ocurrido los abusos.

Sin embargo, la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano terminó por expulsarlo del estado clerical. La resolución fue comunicada a Antonio Molina por el Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, quien le explicó que la sanción era “inapelable”.

Dos gemelas denunciaron luego a Molina de tocamientos indebidos, pero también se retractaron ante la justicia.

En declaraciones recogidas por el diario salvadoreño La Prensa Gráfica el 8 de octubre, Molina señaló que tras las retractaciones se siente “como desde el inicio, pues, inocente. Contento también, no puedo mentir que me siento satisfecho”.

“Doy gracias a Dios que terminó toda esta historia. Todavía no sé qué viene pero ya lo afrontaré con mayor paciencia y serenidad. Lo que sí creo que vale la pena es que sepas que yo no tengo odio, ni rencor, ni deseos de venganza con nadie”, dijo.

En diálogo con el canal televisivo TN 21 sobre la posibilidad de retomar el sacerdocio, Molina dijo que “yo no puedo exigir nada. El Santo Padre, el Papa, creo que si es informado debidamente por Mons. José Luis Escobar Alas o también el señor Cardenal, por cierto gran amigo mío, Gregorio Rosa Chávez, lo que decida el Papa vamos a obedecer sin ninguna pretensión lo que la Iglesia quiera de mí”.

En un video publicado por la Arquidiócesis de San Salvador, Mons. Escobar Alas explicó que en este caso se observan “dos legislaciones distintas e independientes: la legislación canónica de la Iglesia y la legislación civil, penal, del Estado”.

“Nosotros como diócesis lo que hacemos es solamente escuchar a las víctimas, recoger su demanda y trasladarla a la Santa Sede. Y también escuchar, por supuesto, al sacerdote que viene demandado. Y además recoger las declaraciones de testigos si los hubiera”, dijo.

“Pero el proceso propiamente hablando lo lleva el Vaticano”, añadió.

El Arzobispo de San Salvador dijo que no sabe “qué efecto puede tener ante el tribunal de la Santa Sede” las recientes retractaciones, y añadió que la decisión “no está en nuestras manos”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.