Promotoras del aborto califican de “violencia” las ecografías

Buenos Aires, 20 Sep. 19 (ACI Prensa).-
Un grupo feminista en Argentina está promoviendo la idea de que las ecografías provistas por médicos a mujeres en estado de gestación pueden llegar a ser un acto violento, en la medida que se les permita observar al bebé en su vientre o escuchar los latidos de su corazón.

El grupo llamado “Red Profesionales de la salud x Derecho a Decidir” ha compartido una serie de publicaciones en redes sociales afirmando esta idea, pidiendo que las mujeres que acceden a un proceso de “interrupción voluntaria del embarazo” (aborto) denuncien la  “violencia ecográfica”.

Según su explicación, la violencia ecográfica es cuando “lxs profesionales de la salud durante la realización del estudio: se les somete a interrogatorios y cuestionamiento sobre qué hizo o va a hacer, se les intenta persuadir para que continúen con el embarazo y se les expone a escuchar los latidos forzosamente como mecanismo habituales”.

 

Para erradicar la violencia ecográfica #ContásConNosotrxs💚💜la violencia ecográfica existe, denunciémosla 0800 – 222 – 3444 SaludSexualNación pic.twitter.com/7ujcOKw87H

— Red Profesionales de la salud x Derecho a Decidir (@RedSaludDecidir) September 16, 2019

 

En Argentina el aborto es no punible solo casos de violación y cuando existe peligro para la vida de la madre.

En declaraciones a ACI Prensa la Dra. Graciela Moya, que es pediatra, genetista y trabaja con médicos ecografistas, explicó que la “ecografía es un método que hace muchos años se utiliza de rutina en la clínica, sobre todo a nivel prenatal, porque es una herramienta que da muchísima información respecto de la anatomía fetal, de su ubicación, crecimiento y situación de salud”, y también “da información respecto a la mamá: de qué complicaciones podría tener”.

“Da una imagen que produce que las mamás, en general, se emocionen al ver al bebé”, aseguró.

En ese contexto, la especialista explicó que, cuando se utiliza un término como el de “violencia ecográfica”, lo que se pretende es “no querer visualizar la realidad de lo que es el procedimiento y no querer visualizar verdaderamente que se está eliminando una vida humana”.

“Como en cualquier otro procedimiento o situación, donde uno sabe que está mal o que no le gusta ver, se prefiere interpretarlo como una situación de violencia”, añadió.

Por otro lado, la Dra. Moya subrayó que, en realidad, “el daño emocional que se le produce a una mujer es el aborto en sí mismo” y el hecho de “que reconozca que lo que está haciendo es eliminando una vida humana”.

“En un intento de dejar el aborto lo más aséptico posible se intenta no generar ningún tipo de sentimiento afectivo respecto del ser humano en gestación”, resaltó la experta.

ACI Prensa también se comunicó con el reconocido politólogo argentino Agustín Laje, uno de los más duros críticos de la ideología de género y la promoción del aborto, para buscar una explicación de por qué los grupos defensores del aborto promueven la idea de la “violencia ecográfica”.

Laje explicó que “el motor político de estas ideologías [feminista, de género] es la creación artificial de conflictos” que pueden llevar “a ridículos totales como la cuestión de la ‘violencia ecográfica’”.

“Esto tiene que ver en gran medida con uno de los dogmas fundamentales del feminismo radical establecido por Kate Millet en la década del setenta, quien estableció que ‘lo personal es político’, es decir, que todos los ámbitos de la existencia personal, íntima, privada, necesitan ser politizados. ¿Qué más personal que el vínculo de una madre con su hijo en gestación? Eso se vuelve político a través del concepto de ‘violencia ecográfica’. Es la forma de denunciar una especie de complot médico que estaría atentando u oprimiendo a la mujer”, comentó el escritor.

Luego, siguiendo las declaraciones de la Dra. Moya, Laje dijo que al promover una supuesta violencia ecográfica, lo que se pretende en realidad es “no visibilizar la humanidad del ser humano en gestación”.

“La ecografía lo que visibiliza es que eso que se está desarrollando en el vientre materno no es un conjunto de células, sino un ser humano que se desarrolla. Por lo tanto, lo que el médico le permite a la mujer embarazada es empezar a conocer a su propio hijo antes de su nacimiento”, resaltó.

Laje subrayó que la ecografía es un “arma muy potente” contra el aborto.

“No nos olvidemos que en las manifestaciones provida se suele ofrecer ecografía en pantallas gigantes para que los asistentes confirmen que lo que una mujer lleva en su vientre no es un saco de células, sino un hijo gestándose”, acotó el politólogo.

Finalmente, la Dra. Moya criticó la promoción del aborto proveniente del feminismo y dijo que lo que deberían hacer preocuparse por “generar un sistema donde una mujer con un embarazo imprevisto pueda tener las oportunidades de hacerse cargo de la realidad que le toca, para que pueda superarse, mejorar su calidad de vida y hacerse cargo de sus responsabilidades”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.