Libertad religiosa avanza en Omán y otros países árabes, destaca Obispo

VATICANO, 15 Sep. 19 (ACI Prensa).-
El sábado 7 de septiembre, el Vicario Apostólico del Sur de Arabia, Mons. Paul Hinder, bendijo la nueva iglesia de San Francisco Javier de Salalah, en el Sultanato de Omán, un país musulmán situado en la península arábiga.

En declaraciones exclusivas a ACI Prensa, Mons. Hinder destacó que la construcción de esta iglesia “prueba que las autoridades de Omán están interesadas en que las personas de otras religiones se sientan como en casa, incluso aunque sean extranjeros o migrantes sin ciudadanía”.

La nueva iglesia, situada en la localidad de Salalah, se suma a las ya existentes en las localidades de Muscat y Sohar. Según explicó Mons. Hinder, el origen de esta iglesia “se remonta a los años 70 del siglo XX, cuando Su Majestad el Sultán Qaboos nos cedió tierras no solo en Muscat y, más tarde, en Sohar, sino también en el sur, en Salalah. La nueva iglesia reemplaza un salón que nos sirvió como iglesia principal hasta mediados de los años 80”.

El Vicario Apostólico recordó que en Omán, donde se practica el islam “ibadí”, una rama islámica diferente al sunismo y chiismo, las dos grandes tradiciones del mundo musulmán, existe una apertura religiosa que también se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Qatar.

Esa apertura busca potenciar y mostrar ante la comunidad internacional como un contraste al rigorismo islámico de otros países cercanos, como Arabia Saudí o Irán.

No obstante, Mons. Hinder hizo hincapié en que “el futuro nos mostrará si Arabia Saudí sigue la misma política. Aunque los cristianos sufren ahora menos presión que hace diez o veinte años, todavía no hay lugares de culto público autorizados”.

A la hora de explicar el motivo de esta apertura religiosa en Omán en contraste con su vecino saudí, señaló que “el tipo de islam que se practica en Omán hace más fácil la apertura que el duro wahabismo de Arabia Saudí. No podemos cambiar en un breve período de tiempo lo que ha sido adoctrinado desde hace tiempo”.

Cabe recordar que en Arabia Saudí el islam oficial es el wahabismo, una rama rigorista del islam suní que busca una aplicación estricta de los preceptos coránicos y de la ley islámica.

La nueva iglesia dedicada a San Francisco Javier en la localidad de Salalah es un paso más en el estrechamiento de las relaciones entre la Iglesia católica y el Sultanato de Omán.

Mons. Hinder destacó cuál es el siguiente paso a dar: “Además de las parroquias con iglesia ya existentes en Omán, he hablado en numerosas ocasiones con el gobierno pidiendo lugares de culto adicionales en importantes ciudades del interior. Espero que algún día se permitan. En esta parte del mundo eso lleva su tiempo”.

Omán es un sultanato islámico situado al sudeste de la península arábiga, fronterizo con los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Yemen y situado frente a Irán.

Según el Informe de Libertad Religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, el 88,4% de su población se declara musulmán, el 4,3% cristiano de diferentes confesiones (80.000 católicos), y el 5,4% hinduista.

En ese sentido, Mons. Paul Hinder describió cómo es la Iglesia en Omán. “Tenemos 4 parroquias funcionando en Omán. El número total de católicos en el país pode ser alrededor de 60.000 u 80.000. No existen estadísticas fiables”.

“Tenemos 9 sacerdotes que sirven en las comunidades del país. Las principales actividades se desarrollan en dos parroquias de la capital en Muscat, donde solemos mantener reuniones a nivel nacional con sacerdotes, determinados grupos de jóvenes, catequistas, etcétera”.

“El catecismo se imparte el viernes, que es el día de descanso en el país, y en parte los sábados. Las Misas dominicales se celebran a lo largo de todo el fin de semana, de viernes a sábado, como consecuencia de cómo se articula la semana en los países musulmanes. Resultaría imposible para la mayoría asistir a Misa el domingo por la mañana ya que el domingo es un día laboral”.

Por último, “las actividades caritativas deben realizarse de forma privada dentro de las parroquias. Las escuelas católicas y otras instituciones todavía no están permitidas en Omán, como sí sucede en los Emiratos Árabes Unidos”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.