Arzobispo convoca jornada de oración por incendios en la Amazonía

, 22 Ago. 19 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Mons. Sergio Gualberti Calandrina, convocó a las parroquias de la Arquidiócesis a realizar el domingo 25 de agosto una jornada de oración por los damnificados que están provocando los incendios en la Amazonía, pedir a Dios por lluvias y para “promover consciencia del cuidado de nuestra Casa Común, tarea de todos”.

En un comunicado, el Prelado expresó este 22 de agosto su tristeza y dolor por los incendios forestales que en el caso de Bolivia están afectando la Chiquitanía y el Chaco, “con enormes daños a la salud humana, a las formas de vida de las comunidades indígenas, a la biodiversidad y a los servicios ambientales”. “Los incendios que afectan a estas zonas, Parques Nacionales y Sub-Nacionales, afectan a toda Bolivia y más allá de nuestras fronteras”, señaló.

Mons. Gualberti señaló que “como cristianos no podemos quedarnos indiferentes”, sobre todo cuando en octubre se realizará en el Vaticano el Sínodo Panamazónico convocado por el Papa Francisco.

“Les animo a dar testimonio de Iglesia solidaria con las familias y comunidades damnificadas por los incendios forestales, haciendo llegar sus donaciones a la Secretaría Departamental de Seguridad Ciudadana – COED de la Gobernación, ubicada en la Av. Alemana y 4° Anillo de la ciudad de Santa Cruz”, pidió el Arzobispo.

Las causas en Bolivia serían las “quemas controladas”

En su mensaje, Mons. Gualberti señaló que “no podemos dejar de ejercer nuestra misión profética, denunciando las causas de estos desastres”.

“Consideramos irresponsable, por parte del Gobierno Nacional, el Decreto Supremo N. 3973 de julio pasado que autoriza las quemas ‘controladas’ sin contar con las condiciones y mecanismos para el control efectivo  de las mismas, hecho que favorece los chaqueos ilegales”, denunció, en referencia a las quemas de zonas de bosques para ampliar los terrenos de cultivo y ganadería.

“Por otro lado, es una señal evidente de desconocimiento que, en esta temporada del año en el oriente boliviano, hay vientos fuertes acompañados casi siempre de sequías prolongadas”, añadió.

El Arzobispo de Santa Cruz pidió que el desastre ecológico “despierte una mayor conciencia de que el destino de las presentes y futuras generaciones, está íntimamente ligada al destino de la naturaleza, criatura de Dios y que asumamos decididamente el cuidado de la creación”.

En la Amazonía, el bosque tropical más extenso del planeta, se registran desde hace unos 18 días grandes incendios que están afectando principalmente a Brasil y Bolivia; pero también la zona donde estos dos países limitan con Paraguay.

El alcance de los incendios se puede apreciar a través de la web windy.com, que muestra en el mapa de Sudamérica las manchas rojas que indican altas concentraciones de monóxido de carbono, que es un indicador de un incendio activo.

Hasta el momento, en Brasil el fuego ha arrasado con más de 500 mil hectáreas de bosques, cultivos y pastizales, generando contaminación por monóxido de carbono en las zonas cercanas. Los estados de Acre y Amazonas han sido declarados en emergencia ambiental, mientras que el lunes parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, y la ciudad de Sao Paulo fueron afectados por la intensa humareda procedente de los incendios y que provocó un oscurecimiento prematuro.

En Bolivia, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que los incendios han afectado unas 600 mil hectáreas en Chiquitanía, en el departamento de Santa Cruz.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.