Esta supuesta aparición de la Virgen no ha sido aprobada, aclara obispo

Texas, 13 Ago. 19 (ACI Prensa).-
El Obispo de Fort Worth (Estados Unidos), Mons. Michael Olson, negó que haya respaldado las supuestas apariciones de la Virgen María que habrían ocurrido en su diócesis, ubicada en Texas.

“Afirmaciones recientes hechas en sitios web y en redes sociales indican que las supuestas apariciones y mensajes de la Santísima Virgen María, bajo el título de ‘Rosa Mística-Nuestra Señora de Argyle’, han sido autenticados por el Obispo Michael Olson y la Diócesis de Fort Worth. Esto no es cierto”, indica la declaración del 8 de agosto.

“Estas afirmaciones de apariciones y mensajes –continúa el texto– no son verificadas ni respaldadas por la Iglesia, y de ninguna manera son afirmaciones verdaderas de que la Rosa Mística es un ministerio de la Diócesis de Fort Worth o de la Parroquia San Marcos”.

Según un sitio web lanzado el mes pasado, la Virgen María se habría aparecido en mayo de 2017 ante un “vidente”. Asegura que la primera aparición fue en Arkansas y las posteriores supuestamente tuvieron lugar en la iglesia católica de San Marcos en Argyle, Texas.

El supuesto vidente afirma haber recibido siete mensajes de la Virgen María en 2017, y en 2018 y 2019 haber recibido 30 “mensajes de advertencia para la Iglesia… de santos, ángeles, la Santísima Madre e incluso de Cristo mismo”.

El mensaje más reciente publicado en el sitio web tiene fecha del 1 de agosto y se les adjudica a “tres ángeles”. El mensaje habla de una batalla espiritual en la Iglesia, señalando que «los hombres buscan respuestas en Roma, pero las preguntas se han vuelto tan corruptas, que las respuestas son incorrectas antes de que sean dadas”.

El sitio web afirma que el supuesto vidente informó a los funcionarios diocesanos sobre los mensajes iniciales, pero la diócesis negó que hayan sido aprobados formalmente a través un proceso eclesiástico.

“Si bien de vez en cuando se producen apariciones (Lourdes, Fátima, Tepayac), la era de la revelación terminó con la muerte del último apóstol y todas las apariciones verdaderas son simplemente un llamado a obedecer el mandato de Cristo: arrepentirse y creer en el Evangelio”, sostiene la declaración diocesana.

Además, recuerda que “no hay nada más para ser revelado por Dios que no haya sido revelado completamente en Jesucristo. A la luz de esta verdad de la fe católica, uno debe evaluar las afirmaciones de apariciones o de mensajes y milagros con prudencia, siempre presumiendo la buena voluntad de cualquiera que haga tal afirmación, pero con el debido respeto a la integridad de la fe católica”.

Respecto a las supuestas apariciones en Argyle, “el obispo Olson no alienta a nadie a ofrecer credibilidad y apoyo para estas supuestas apariciones”, concluyó la diócesis.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.