Roban relicario con los restos de importante beato dominico

REDACCIÓN CENTRAL, 12 Jun. 19 (ACI Prensa).-
La tarde del 11 de junio desconocidos robaron el relicario con los restos del Beato Bartolomé de los Mártires en la iglesia de São Domingos, en la localidad de Viana do Castelo (Portugal).

Según informan medios locales, alrededor de las 4:30 p.m. (hora local) se avisó del robo a la Policía de Seguridad Pública Portuguesa (PSP), pero por tratarse de un objeto sacro se encargó la investigación a la Policía Judicial de Braga.

El Obispo de Viana do Castelo, Mons. Anacleto Oliveira, dijo que el robo “es un atentado a la sensibilidad” de los católicos. En entrevista concedida a la agencia Ecclesia del episcopado portugués, el Prelado lamentó lo ocurrido y pidió descubrir “quién o por qué y con qué fin robó el relicario”.

“Esto es más una ofensa a la Iglesia que la figura de tan insigne obispo”, dijo el Prelado y recordó que los católicos de la región profesan una “veneración muy grande” por el beato, que fue un arzobispo portugués que vivió en el siglo XVI.

Por su parte, el párroco de São Domingos, P. Vasco Gonçalves, comentó que “el dorado del relicario debe haber encantado” a los ladrones.

En declaraciones al sitio Correio da Manhã, el sacerdote indicó que el relicario “no tiene ningún valor comercial”, pero “para nosotros es un tesoro por la devoción que tenemos a Fray Bartolomé, que ahora nos han robado”.

Un día antes, informó el mismo sitio web, hubo un intento de asalto. “Se colocaron a espaldas de la imagen de Nossa Senhora das Dores y trataron de sacar la caja de las limosnas”, comentó el párroco.

Breve biografía del Beato Bartolomé de los Mártires


Beato Bartolomé de los Mártires. Crédito: Wikipedia / dominio público

Bartolomé Fernández nació en Lisboa (Portugal) en mayo de 1514 en el seno de una familia acomodada y conocida por su entereza espiritual. Su nombre se debe a que fue bautizado en la Iglesia de los Mártires en Lisboa.

Fue un gran latinista. Escuchar las predicaciones de los dominicos en la Iglesia de los Mártires hizo nacer en él la vocación a la vida religiosa. Ingresó al convento de los dominicos de Lisboa en 1528. Hizo sus votos el 20 de noviembre de 1529.

En 1551 fue elegido socio del provincial para el Capítulo General de la Orden en Salamanca. Fue nombrado doctor y maestro en Sagrada Teología. Fue escogido prior del convento de Santo Domingo de Benfica en Lisboa, donde se caracterizó por las reformas y enseñanza de las virtudes.

Bartolomé fue nombrado Arzobispo de Braga pero se negó a asumir el cargo. Por ello su provincial, Fray Luis de Granada se lo ordenó pidiéndole obedecer, cosa que hizo finalmente. Sus biógrafos señalan que como Arzobispo “reformó la religión decaída, corrigió las costumbres deformadas y redijo las leyes divinas a su antigua pureza”.

Participó del Concilio de Trento entre 1561 y 1564, donde sobresalió por su labor.

En 1582 fue aceptada su renuncia como arzobispo y se trasladó a vivir al convento de Viana. Murió el 16 de julio de 1590.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.