Rechazan distribución de peligroso anticonceptivo subdérmico para jóvenes de Paraguay

, 15 May. 19 (ACI Prensa).-
El Consorcio de Médicos Católicos de Paraguay rechazó la promoción del implante subdérmico anticonceptivo en menores de edad ya que atenta a la integridad, dignidad y salud de las mujeres.

En marzo de 2019, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social impartió capacitaciones a los profesionales de la salud para colocar implantes y a partir del 9 de mayo comenzó la distribución del anticonceptivo subdérmico en mujeres desde los 14a los 19 años en forma gratuita.

En un comunicado de prensa, los profesionales enumeraron los “múltiples efectos colaterales” que provoca el método anticonceptivo subdérmico.

El Consorcio de Médicos Católicos del Paraguay rechaza la utilización del implante subdérmico como anticonceptivo en niñas y adolescentes madres. Aquí los peligros que ocasiona, además de ser inconstitucional. pic.twitter.com/FcVQ9p30W4

— Rolando Vallejo (@rolan_vallejo) 13 de mayo de 2019

Trastornos del sangrado menstrual, ansiedad, depresión, aumento de peso, riesgo de hipertensión arterial, formación de coágulos en las venas y arterias, riesgo de accidente cerebrovascular, cáncer en personas predispuestas, problemas al hígado y riesgo de diabetes, entre otros problemas, fueron los mencionados.

El consorcio agregó que el implante “no previene contra las infecciones de transmisión sexual, sobre todo el VIH/SIDA que van en franco aumento, sobre todo en los jóvenes de nuestro país”, expresaron.

El anticonceptivo subdérmico es un plástico del tamaño de un fósforo que contiene una hormona llamada progestina que se va liberando durante tres años. 

“Puede impedir la ovulación” y es un “método abortivo y éticamente inaceptable” ya que “si hubiere ovulación y fecundación” impide la “nidación del embrión en su primera etapa de desarrollo”, insistieron.

Por otra parte, el consorcio explicó que el implante atenta contra el desarrollo integral y los derechos humanos de las niñas y adolescentes y transgrede el “Código de la Niñez y Adolescencia” que estipula el ‘interés superior’ de los menores y la ‘responsabilidad subsidiaria’ de los padres y el estado de “asegurar el desarrollo armónico e integral de los niños y adolescentes”.

Además, el método se opone a lo establecido en la Constitución Nacional que afirma que “el derecho a la vida es inherente a la persona humana y se garantiza su protección desde la concepción”; y está “en contra de la moral cristiana que afirma el valor sagrado de la vida humana y de la dignidad de las personas”, precisaron.

De igual forma, el Comité de Adolescencia de la Cátedra y Servicio de Pediatría de la Universidad Nacional Asunción manifestó su preocupación de la aplicación del método anticonceptivo ya que “la edad cronológica no es igual a la edad ginecológica” y la intervención con métodos hormonales a temprana edad pueden “afectar el normal desarrollo y madurez hormonal, y la masa ósea”.

Insistieron en otorgar “información veraz, adecuada, completa, según la necesidad y el grado de desarrollo de cada adolescente” e involucrar a los padres y profesionales de la salud en la educación sexual.

“Todo proceso educativo integral conlleva un componente formativo y de valores consagrados por los derechos humanos”, aseguraron.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.