Este libro gratuito en línea es un recurso clave para combatir la pornografía

REDACCIÓN CENTRAL, 14 Mar. 19 (ACI Prensa).-
La adicción a la pornografía puede ser equiparada a la que producen drogas duras como la cocaína o la heroína, y para muchos ya es un serio problema de salud pública

La epidemia de pornografía ha llegado a puntos críticos en los últimos años, especialmente a través de Internet, y afecta incluso a católicos. Un recurso clave para hacerle frente es el libro “La pornografía online. Una nueva adicción”, ahora disponible gratuitamente a través del sitio web de ACI Prensa.

El libro expone estudios científicos que apuntan a cómo el consumo de pornografía presenta similitudes con drogas como la cocaína y la heroína, especialmente en su poder adictivo por su efecto en el cerebro.

De hecho, un estudio realizado en 2014 por el Instituto de Desarrollo Humano Max Planck de Alemania encontró que la exposición a la pornografía afecta el volumen de la masa cerebral.

Hasta diciembre de 2018, 11 estados de Estados Unidos han declarado a la pornografía un problema de salud pública.

Las estadísticas del sitio de pornografía online más grande del mundo revelaron que en 2018 se vieron 207.405 videos en su web cada minuto, y alcanzó las 33.5 mil millones de visitas en todo el año.

El 68% de sus visitas, señaló el sitio web pornográfico, correspondieron a personas de entre 18 y 34 años. Además, el 80.3% de sus visitas se realizaron desde teléfonos inteligentes y tablets.

Entre los 20 países que más tráfico dieron al mayor sitio web pornográfico del mundo se encuentran cuatro de Iberoamérica: México, Brasil, España y Argentina.

Por su parte, el Centro Nacional contra la Explotación Sexual de Estados Unidos (NCOSE, por sus siglas en inglés) reveló en un estudio publicado en 2017 que el 64% de jóvenes de entre 13 y 24 años buscan activamente pornografía semanalmente o incluso con más frecuencia.

Además, las mujeres jóvenes están cada vez en mayor peligro frente a la pornografía, advirtió NCOSE, pues cada vez buscan más de este contenido que aquellas mayores de 25 años. El mismo estudio apuntó a que las mujeres que consumen pornografía se encuentran en mayor riesgo de ser víctimas de acoso o abuso sexual.

La epidemia de pornografía no ha dejado de afectar a los católicos, por lo que diversas diócesis y comunidades eclesiales han desarrollado proyectos para combatirla.

Uno de estos es “Pornocero”, una iniciativa desarrollada en la Arquidiócesis de Toledo (España), que busca “prevenir los daños” de la pornografía en los más jóvenes, así como “ofrecer la preciosa visión del amor y al sexualidad que brota de la antropología católica”.

Para acceder al libro gratuito “La pornografía online. Una nueva adicción”, puede ingresar AQUÍ.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.