Cardenal venezolano: La violencia es el arma de los desalmados

CARACAS, 24 Feb. 19 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas en Venezuela, Cardenal Baltazar Porras, expresó su oración por los fallecidos y heridos por la represión del régimen de Nicolás Maduro y grupos paramilitares afines, y aseguró que “la violencia es el arma de los desalmados”.

A través de su cuenta en Twitter, el Cardenal Porras señaló que “encomendamos en la oración a los fallecidos, heridos y detenidos en una represión sin sentido”.

Encomendamos en la oración a los fallecidos,heridos y detenidos en una represión sin sentido. La violencia es el arma de los desalmados. Que no anide el odio en el corazón de los venezolanos. Dios bendiga nuestra patria y a todos los que nos ayudan

— Baltazar Porras (@bepocar) 24 de febrero de 2019

“La violencia es el arma de los desalmados. Que no anide el odio en el corazón de los venezolanos”, alentó.

El Administrador Apostólico de Caracas pidió también que “Dios bendiga nuestra patria y a todos los que nos ayudan”.

La ayuda humanitaria coordinada por la comunidad internacional y el Presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, comenzó su ingreso a Venezuela este 23 de febrero desde Colombia, Brasil y Curazao. Sin embargo, grupos paramilitares y policiales del régimen de Maduro atacaron con disparos e incendiaron al menos tres vehículos que portaban alimentos, medicamentos y otros insumos para los venezolanos.

Se estima que al menos cuatro personas fueron asesinadas por los simpatizantes de Maduro y decenas resultaron heridos.

Una embarcación que se dirigía desde Puerto Rico a Venezuela tuvo que regresar a su lugar de origen, tras recibir amenazas de los simpatizantes de Maduro.

A través de Twitter, Guaidó aseguró este 23 de febrero que “los acontecimientos de hoy me obligan a tomar una decisión: plantear a la Comunidad Internacional de manera formal que debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta Patria que lucha y seguirá luchando. ¡La esperanza nació para no morir, Venezuela!”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.