Arzobispo propone cita de Madre Teresa para hacer frente a crisis de la Iglesia

REDACCIÓN CENTRAL, 13 Ene. 19 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gomez, propuso una cita de la Santa Madre Teresa de Calcuta para hacer frente a la crisis en la Iglesia a causa de los escándalos por abusos sexuales.

En su nueva columna semanal titulada “De un retiro de año nuevo” escrita en Chicago donde los obispos estadounidenses estuvieron de ejercicios espirituales del 2 al 8 de enero, el Arzobispo propuso una cita de la Madre Teresa tomada del libro “Cristo en los pobres”, que el Papa Francisco incluyó en la carta que envió a los prelados a principios de mes.

La cita es la siguiente: “Sí, tengo muchas debilidades humanas, muchas miserias humanas. (…) Pero él baja y nos usa, a usted y a mí, para ser su amor y su compasión en el mundo, a pesar de nuestros pecados, a pesar de nuestras miserias y defectos. Él depende de nosotros para amar al mundo y demostrarle lo mucho que lo ama. Si nos ocupamos demasiado de nosotros mismos, no nos quedará tiempo para los demás”.

Al respecto, Mons. Gomez escribió que “ninguno de nosotros es perfecto y aquí en la tierra, ninguno lo será. Nosotros pecamos, cometemos errores, hacemos daño a otras personas”.

“Jesús no vino por los justos, sino para salvar a los pecadores. Y eso se refiere a cada uno de nosotros. Ese es el misterio del amor de Dios por nosotros: que aunque somos pecadores, Él viene a cargar con nuestros pecados, a morir por nosotros y a traernos el perdón”, continuó.

Sin embargo, precisó el Arzobispo, “esto no excusa los pecados o crímenes o el daño que se les hace a los demás. Todos deben rendir cuentas y hacer reparación por los errores que cometen”.

A pesar de las faltas, resaltó el Prelado, Dios “nos llama a cada uno de nosotros a hacer su obra en el mundo. Qué hermoso pensamiento nos ofrece la Madre Teresa: ‘Él cuenta con nosotros para amar al mundo y para mostrarle cuánto lo ama’”.

El Arzobispo de Los Ángeles también recordó que es necesario vivir con la esperanza puesta en Jesús y destacó que “ahora es el momento para que vivamos verdaderamente nuestra fe en Jesucristo, con un nuevo entendimiento, con un nuevo compromiso y un nuevo amor”.

Al final de su carta y tras compartir que ha rezado y ofrecido penitencias por las víctimas de abusos sexuales, el Prelado mexicano se refirió a la crisis humanitaria en la frontera de Estados Unidos con México.

“Tenemos que seguir orando y trabajando para ayudar a nuestros líderes a ver su responsabilidad de dejar de lado las consideraciones políticas y unirse para hacer lo correcto, arreglando el sistema de inmigración de nuestra nación que desde hace mucho tiempo es deficiente”, concluyó.

Puede leer la columna completa AQUÍ

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.