Papa Francisco: Es una vergüenza que muera gente por falta de agua potable

VATICANO, 08 Nov. 18 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco denunció que hay personas que se enferman y mueren por la falta de agua potable, lo cual “es una vergüenza para la humanidad del siglo XXI”.

El Santo Padre dijo esto en un mensaje dirigido a los participantes en la Conferencia Internacional con el tema “La gestión de un bien común: el acceso al agua potable para todos”, iniciativa promovida por el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

En el texto, el Santo Padre recuerda que “el agua es esencial para la vida” y, sin embargo,  “en muchas partes del mundo, nuestros hermanos y hermanas no pueden tener una vida digna debido precisamente a la falta de acceso al agua potable”, como lo demuestran “las dramáticas estadísticas de la sed, especialmente la situación de aquellas personas que enferman y que a menudo mueren a causa del agua insalubre”.

Ante este panorama, el Papa llamó a la “voluntad y determinación”, así como también a no disminuir todos “los esfuerzos institucionales, organizativos, educativos, tecnológicos y financieros” para brindar agua potable a toda la población

Asimismo, el Pontífice alertó que “desafortunadamente, en muchos de los países donde la población no tiene acceso regular al agua potable, no faltan el suministro de armas y municiones que continúan deteriorando la situación”, y explicó que “la corrupción y los intereses de una economía que excluye y mata prevalecen demasiado a menudo sobre los esfuerzos que, de forma solidaria, deberían garantizar el acceso al agua”.

Por otro lado, el Papa Francisco recordó que la Santa Sede y la Iglesia trabajan a favor del acceso al agua potable para todos.

“Este compromiso -dijo- se manifiesta en muchas iniciativas, como la creación de infraestructuras, la formación, la asistencia a poblaciones en peligro cuyo suministro de agua está comprometido, incluidos los migrantes, y la llamada a ese conjunto de referencias éticas y de principios que brotan del Evangelio y de una antropología saludable”.

En esta línea, el Santo Padre recordó algunas ideas sobre este tema contenidas en la Encíclica Laudato si ‘ y en el reciente mensaje por la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación; como, por ejemplo, la importancia de una antropología adecuada “indispensable para unos estilos de vida responsables y solidarios, para una verdadera ecología, así como para el reconocimiento del acceso al agua potable como un derecho que brota de la dignidad humana y por lo tanto incompatible con el concepto de agua como un producto cualquiera”.

Además, el texto papal remarcó que “los principios y valores evangélicos deben orientar al compromiso concreto de cada uno hacia al logro del bien común de toda la familia humana”.

Por último, el Papa exhortó a proteger este recurso y bendijo a quienes impulsan iniciativas dirigidas a una mejor gestión del agua.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.