Obispo de Bolivia alerta sobre el “debilitamiento” de la democracia

, 08 Nov. 18 (ACI Prensa).-
“No podemos ser espectadores en el constante debilitamiento y, ojalá no, la ruina total de la democracia”, manifestó el Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Mons. Ricardo Centellas, al iniciar la 105 Asamblea Plenaria de Bolivia el 8 de noviembre.

“Hay muchos signos de arbitrariedad y abuso de poder. Tenemos que exigir que en Bolivia se respete la Constitución Política del Estado para que gocemos de las ventajas de vivir en un Estado de derecho”, agregó Mons. Centellas.

El Prelado hizo este llamado a pocas semanas del paro nacional del 6 de diciembre, convocado por organizaciones ciudadanas para defender el resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016, en el que la población votó contra la reelección del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Para contrarrestar el resultado del referéndum, en octubre de 2017 Morales presentó un recurso para que se revoque esta prohibición y el Tribunal Constitucional (TC) falló a su favor. 

Las elecciones presidenciales de Bolivia son en octubre de 2019, sin embargo, el Obispo manifestó que “prematuramente, hemos entrado en un ambiente electoralista, que no tiene causa ni fin”.

“Esto nos muestra una preocupación de imponer y sostener un proyecto de permanencia en el poder por el poder, que desdice la marcha de un verdadero proceso de cambio que necesita Bolivia”, alertó. 

Recordó que “hace años convocamos a superar la democracia puramente formal y profundizar la democracia participativa, basada en la defensa de la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del bien común como fin y criterio regulador de la vida política”.

“Una democracia sin estos valores, se hace un totalitarismo visible o encubierto, como demuestra la historia, y fácilmente se vuelve una dictadura y termina traicionando al pueblo”, aseguró Mons. Centellas. 

“Lo fundamental es y será que seamos un aporte generoso y positivo para la vida de este pueblo que anhela fervientemente un desarrollo humano”, indicó. 

El también Obispo de Potosí expresó que los bolivianos tienen una “vocación pacífica, noble y sublime” para trabajar por la unidad “superando la mentalidad egoísta, las mezquindades humanas y confiando en las generaciones jóvenes que están preparadas y entusiastas para trabajar por una Bolivia a la altura de los desafíos actuales”.

“No nos dejemos vencer por la división, por el miedo a otras alternativas y por el pesimismo hegemónico y apocalíptico de unos cuantos”, aseguró el Presidente de la CEB.

Los obispos de Bolivia se reúnen desde el 8 al 13 de noviembre con el fin de analizar y reflexionar la realidad del país y orar al Espíritu Santo para reconocer la misión de la Iglesia local en la construcción de la nación. 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.