Jóvenes católicos piden investigación independiente para Cardenal acusado de abusos

Washington D.C., 09 Ago. 18 (ACI Prensa).-
Un grupo de jóvenes escritores, intelectuales y activistas católicos pidieron en una carta abierta una investigación independiente sobre los presuntos abusos sexuales cometidos por el Arzobispo Emérito de Washington (Estados Unidos), Theodore McCarrick.

La carta fue publicada este miércoles 8 de agosto en el sitio web de First Things y también llama a los líderes católicos a comprometerse nuevamente con las enseñanzas de la Iglesia sobre sexualidad.

Matthew Schmitz, editor principal de First Things y signatario de la carta, dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que fue escrito por un “grupo diverso de católicos” de diferentes orígenes.

Los firmantes dijeron que su carta fue escrita en parte para responder a la solicitud del Vaticano de que los jóvenes ofrezcan reportes acerca de su fe y del papel de la Iglesia en sus vidas, antes del próximo sínodo sobre los jóvenes y vocaciones.

En la carta se indica que todos los signatarios eran niños en las décadas previas a los escándalos públicos de abuso sexual de 2002, y que ahora son fieles católicos adultos.

“Le pedimos que acepte una investigación exhaustiva e independiente sobre las denuncias de abuso por parte del Arzobispo McCarrick, tanto de menores como de adultos. Queremos saber quién en la jerarquía sabía sobre sus crímenes, cuándo lo sabían y qué hicieron en respuesta. Esto es lo menos que se esperaría de cualquier organización secular; no debería ser más de lo que podemos esperar de la Iglesia”, dice la carta.

El 20 de junio la Arquidiócesis de Nueva York anunció que la investigación que realizó sobre el presunto abuso sexual cometido por McCarrick contra un menor es “creíble y sostenible”.

Desde ese momento, los informes de los medios de comunicación han detallado alegatos adicionales, acusando a McCarrick de abusar sexualmente, agredir o coaccionar a seminaristas y sacerdotes jóvenes durante su tiempo como obispo.

La renuncia de McCarrick del colegio de cardenales fue aceptada por el Papa Francisco el pasado 28 de julio.

Schmitz dijo a CNA que la carta es un llamado a la transparencia y a la rendición de cuentas por parte de la jerarquía eclesiástica.

“Nos gustaría ver que entre la luz. Queremos una investigación. Queremos una nueva actitud por parte de los obispos”, aseguró.

Tal investigación sería llevada a cabo por personas que no están directamente conectadas con McCarrick, e informarían tanto al Vaticano como a los fieles católicos, añadió Schmitz.

Asimismo, dijo que la carta aborda un problema que va más allá de las acusaciones de McCarrick.

Los firmantes pidieron un renovado énfasis en las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad y la castidad, así como “actos de penitencia pública y reparación” por parte de los obispos para comenzar a restaurar la confianza entre los fieles católicos.

Schmitz advirtió sobre una pendiente resbaladiza si la Iglesia cambiara o ignorase sus enseñanzas sobre la naturaleza humana y la sexualidad porque, como indica la carta, “son vitales y conducen a la santidad”.

“Creemos que así como no hay lugar para el adulterio en los matrimonios, entonces no hay lugar para el adulterio contra la Novia de Cristo (la Iglesia). Necesitamos que los obispos aclaren que cualquier acto de abuso sexual o falta de cortesía clerical degrada el sacerdocio y perjudica gravemente a la Iglesia”, continúa la misiva.

Schmitz también citó las recientes acusaciones de abuso sexual generalizado y mala conducta en el seminario nacional de Honduras, así como las denuncias de exseminaristas en los Estados Unidos.

Dijo que existe una actitud predominante entre los obispos para mitigar o descartar la severidad del abuso contra hombres adultos, que esto también debe cambiar y que los laicos tienen el deber de dar a conocer sus objeciones a este comportamiento.

“Creo que los laicos deben hacerse oír y dejar que los obispos sepan que es un acto de abuso que un obispo moleste a los seminaristas. Incluso si alguno de estos actos fue perfectamente consensual, son contrarios a las enseñanzas de la Iglesia y escandalizan profundamente a los fieles”, dijo Schmitz.

En la carta, los jóvenes también expresa gratitud por “la forma en que los buenos sacerdotes y obispos entregan sus vidas”.

Sin embargo, Schmitz dijo que una investigación debería considerar a los clérigos que han sido negligentes en cubrir pecados sexuales entre el clero, junto con aquellos que saben sobre la mala conducta y no han actuado.

“No es aceptable que un obispo alegue ignorancia ya que son parte de la jerarquía de la Iglesia y deben rendir cuentas. Se supone que un pastor debe proteger a sus ovejas, y si los lobos vienen y las atacan, no puede decir simplemente ‘bueno, yo estaba dormido’”, concluyó Schmitz.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*