Emergencia en Ituango: Denuncian serios problemas en proyecto hidroeléctrico en Colombia

BOGOTÁ, 18 Jun. 18 (ACI Prensa).-
La Diócesis de Santa Rosa de Osos, en el departamento de Antioquia, denunció los problemas que afrontan los afectados por los derrumbes e inundaciones en la localidad de Ituango, donde se construye el proyecto hidroeléctrico más grande de Colombia.

Desde finales de abril, varias inundaciones y derrumbes afectaron a los poblados de la zona como Puerto Valdivia, que fue evacuado para evitar mayores desastres. La población actualmente vive en carpas.

La emergencia en Ituango amenaza a más de 120 mil personas en cuatro departamentos y lleva más de mes y medio. La crisis se agrava por el asesinato de varios líderes locales y las intensas lluvias donde se construye el proyecto que usa las aguas del río Cauca, el segundo más grande del país.

En un comunicado publicado el 15 de junio, la Diócesis de Santa Rosa de Osos expresó su “solidaridad y cercanía cristiana”, así como su “profunda preocupación por la situación que prevalece y se agrava en las zonas afectadas; así mismo la disposición para trabajar, como hasta ahora lo ha venido haciendo en favor de la vida, del orden social y moral, del cuidado de la ‘casa común’ y de la construcción de la paz y la justicia”.

El texto indica que algunas poblaciones del municipio de Ituango como El Aro y Filadelfia, “están desabastecidas, incomunicadas, afectando su movilidad, porque han quedado sin vías de acceso y de evacuación”.

“Con ellos, muchos de los afectados, ya en el Bajo Cauca, viven a la intemperie, expuestos a todo tipo de peligros y enfermedades, sin la atención adecuada y oportuna. También las comunidades de Raudal-Valdivia y Barroblanco-Tarazá sufren desabastecimiento y costos elevados de los productos básicos”, agrega.

La diócesis agradeció a las Empresas Públicas de Medellín (EPM) – Proyecto Hidroeléctrico de Ituango, por atender a los habitantes de Puerto Valdivia. Sin embargo, llamó la atención sobre una ley cuya mala interpretación ha generado confusión y “también desatención a gran parte de la comunidad de Tarazá y Cáceres que están ubicados a orillas del río”.

La diócesis también pidió a las autoridades que informen debidamente sobre lo que ocurre en Ituango y que se mejoren las vías de transporte en esta localidad ubicada a unos 170 kilómetros de Medellín, capital del departamento de Antioquia.

El comunicado señala que “en el Norte de Antioquia, Santa Rosa de Osos, Yarumal y municipios aledaños”, las actividades económicas están estancadas. Además “es significativo el desabastecimiento y se ha disparado la especulación con los precios de los alimentos y los arrendamientos”.

El texto denuncia también que los pescadores, mineros artesanales y las empresas lecheras han sido afectadas por la emergencia.

“Las pérdidas de los transportadores son millonarias, superan los cálculos de los paros armados, mineros y campesinos que en otro tiempo hemos vivido. A lo largo de la vía cunde el temor; se evidencia el abandono de las tierras y viviendas, reina la soledad y el desconcierto”, añade.

El comunicado señala que el Estado ha retirado su presencia de los municipios de Tarazá y Cáceres, dejando a las comunidades “solas y sin institucionalidad. Pedimos a todas las autoridades del ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, Procuraduría, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Bienestar Familiar, DNP, DPS, cumplir con su obligación de velar por la vida de las personas afectadas y que se unan a la solución de la emergencia por la que atraviesan estas comunidades”.

“Convocamos a las organizaciones eclesiales, empresas privadas, entidades, gremios, organizaciones no gubernamentales a practicar una solidaridad efectiva, que posibilite el acceso a la población afectada a los servicios básicos de salud, alimentación y protección psicosocial ante la angustiosa situación que viven en estos momentos”, exhorta la diócesis.

La Diócesis de Santa Rosa de Osos reiteró su compromiso de sostener a los afectados “con la ayuda espiritual y efectiva de nuestros fieles y de la Iglesia Católica en Colombia”.

“Imploramos la bendición de Dios para todos, especialmente para los afectados y los que sufren. Que el reconocer a Cristo en los afectados inspire nuestro caminar hacia ellos”, concluye el comunicado.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*