Cardenal Parolin pide no dejar sola a Italia ante el problema de la inmigración

VATICANO, 14 Jun. 18 (ACI Prensa).-
El Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, pidió a la comunidad internacional que se ayude a Italia, y a otros países, a gestionar la afluencia de migrantes, porque “lo importante es que haya una respuesta común a este problema”.

“Creo que lo importante es que haya una respuesta común a este problema, que no se deja sola a Italia para afrontar el problema de la inmigración”, señaló el Purpurado en declaraciones a la prensa luego de su intervención en el II Coloquio Santa Sede – México sobre la migración internacional, celebrado este jueves 14 de junio en el Vaticano.

El Cardenal Parolin hizo una breve valoración sobre la crisis abierta entre diferentes países europeos luego que el Gobierno italiano se negó a autorizar el desembarco de los 629 migrantes y refugiados del barco Aquarius, fletado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée para rescatar emigrantes a la deriva en el Mediterráneo.

“Confío en que por la parte italiana no disminuirá la sensibilidad humanitaria que siempre ha caracterizado a este país, tanto a su población como a sus instituciones, y que forma parte de la identidad de Italia”, afirmó el Cardenal.

El Gobierno italiano se negó esta semana a acoger a los 629 migrantes y refugiados del Aquarius, que se encontraba frente a las costas de Sicilia, con el argumento de que este país ya no podía acoger a más personas. Malta también cerró sus puertos con el mismo argumento.

Ante esa situación, el Gobierno español ofreció el puerto de Valencia o el de Palma para que los migrantes y refugiados pudieran desembarcar y ser acogidos.

Sin embargo, las dos ONG responsables de la embarcación advirtieron que la situación a bordo es crítica y que no conseguirían llegar al puerto español debido a su lejanía y a la falta de comida y medicinas.

Para evitar la crisis humanitaria, el Gobierno italiano puso a disposición de las organizaciones dos embarcaciones de su Marina para ayudar en el traslado de los pasajeros hacia Valencia.

El Cardenal Parolin señaló que “sobre la cuestión concreta de la decisión (del Gobierno italiano), no pretendo entrar porque la situación jurídica es muy compleja. En estos días he podido profundizar un poco y he visto que hay muchos puntos…”.

Según informaron las organizaciones responsables de la embarcación, en el Aquarius, y en las dos naves puestas a disposición de la Marina italiana, viajan 629 personas rescatadas en aguas del Mediterráneo cuando trataban de alcanzar la costa europea desde África en precarias embarcaciones.

Entre los migrantes se encuentran 123 menores no acompañados y 11 bebés y siete mujeres embarazadas. La llegada de las tres embarcaciones al puerto de Valencia está prevista para el próximo domingo 17 de junio si es que las fuertes tormentas que están azotando el Mediterráneo occidental no retrasan más su llegada.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*