Cáritas lanza campaña en autobuses de Toledo contra la trata de personas

MADRID , 13 Jun. 18 (ACI Prensa).-
Cáritas diocesana de Toledo ha comenzado la campaña “Sin clientes no hay prostitución” por la que una línea de la flota de autobuses de la ciudad de Toledo llevará una publicidad de sensibilización tanto para las mujeres prostituidas como para las personas que consumen prostitución.

Cáritas Diocesana de Toledo promueve la Campaña Sin clientes no hay prostitución @planpastoral @postoladoseglar t.co/VFfwD4l76g

— Cáritas Toledo (@caritasto) 13 de junio de 2018

En la publicidad se puede leer: “¿Quién se prostituye? Sin clientes no hay prostitución” o “No permitas que te prostituyan. No eres un muñeco”, “eres una persona y tu decisión cuenta. Nosotros te apoyamos”. También se realizará una campaña a través de las redes sociales durante todo el mes de junio.

Esta campaña es parte del Proyecto Santa Marta que comenzó en la Archidiócesis de Toledo y que tiene como objetivo acompañar y ayudar a mujeres que ejercen la prostitución a salir de esta situación, ofreciéndoles acompañamiento y todo tipo de ayuda.

Este proyecto está financiado con fondos de Cáritas, del Gobierno de Castilla-La Mancha y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Según explican en un comunicado, uno de los objetivos de este proyecto es llegar a las mujeres en situación de prostitución y también poder sensibilizar para que no se ejerza la prostitución y por eso también se dirige a las personas que consumen prostitución.

Desde este proyecto de Cáritas Toledo aseguran que “la prostitución es una de las expresiones donde más derechos se vulneran a las mujeres, y el reflejo de una sociedad que, como parte inherente de su funcionamiento, crea personas objetos para satisfacción personal, incrementando el gran negocio del tráfico de personas, y privando de los derechos más fundamentales a tantas mujeres que actualmente están al margen de la sociedad”.

Además precisan que “tanto el acceso a la actividad como de permanencia y abandono de la misma” conlleva un largo y complejo camino, porque en este fenómeno se unen “procesos de empobrecimiento tradicionales, como carencias personales, dependencias, violencia y explotación sexual con otros más nuevos y estructurales, como migración, leyes de extranjería y redes de explotación”.

El Proyecto Santa Marta, que tiene su sede en el Centro Santa Teresa de Calcuta de Toledo, nació en el año 2015 ante la demanda planteada por unas mujeres que acuden solicitando ayuda urgente.

Desde ese momento Cáritas Diocesana de Toledo puso en marcha un programa de cobertura básica de necesidades y paulatinamente se diseñó un proyecto de atención a la mujer en situación de prostitución.

Desde 2015 este proyecto ha ayudado a que 13 mujeres salgan del mundo de la prostitución.

Según explican, los objetivos del Proyecto Santa Marta son salir al encuentro de “las últimas” a través de un proceso de acompañamiento integral y denunciando las situaciones de exclusión, discriminación e injusticia que estas mujeres viven en su día a día.  

Con esta campaña, según explican,  se quiere realizar una motivación al cambio, generar mayor autoestima, el empoderamiento personal y facilitar ayudas económicas para que estas mujeres puedan salir de esta situación.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*