Recientes ataques en Siria incrementen temor a que se reanude el vigor de la guerra

ROMA, 16 Abr. 18 (ACI Prensa).-
Ante los ataques perpetrados con misiles el 13 y 14 de abril por Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra las ciudades de Damasco y Homs (Siria), un sacerdote franciscano que reside en el lugar aseguró que la gente “teme que la guerra pueda reanudar su vigor”.

En declaraciones a Vatican News, el párroco y superior del convento de la Conversión de San Pablo, P. Bahjat Elia Karakach, dijo que tras los ataques “la vida transcurre normalmente”, pero que “hay gente que está un poco desmoralizada porque después de haber vivido un periodo de paz tras la liberación de Ghouta, de donde salieron misiles que golpearon a la capital y a los civiles”.

Indicó que luego de la liberación del este de Ghouta del control de los terroristas a fines de marzo, “hasta la fecha quedan pocos barrios al sur de la ciudad en manos del Estado Islámico (ISIS). Pensamos que el gobierno pronto intervendrá en esos lugares para garantizar la seguridad y la paz en la ciudad”.

El P. Karakach afirmó que “las personas habían tenido un respiro. Pero ahora, obviamente, con estos últimos acontecimientos, la gente teme que la guerra pueda reanudar su vigor”.

En ese sentido, el también sacerdote franciscano de la Custodia de Tierra Santa aseguró que ante los recientes ataques extranjeros sucederá “lo que hemos visto siempre durante estos años de guerra. Cada vez que el gobierno logra liberar un área ocupada por terroristas, hay una reacción mundial, especialmente occidental, que trata de dificultar esta operación y de mostrar al gobierno como un gobierno sangriento que mata a su gente”.

“Nosotros sabemos bien que los civiles que viven bajo control (de los terroristas), viven una situación muy difícil y que no ven la hora de ser liberados por las fuerzas armadas sirias”, agregó.

Respecto al llamado que realizó el Papa Francisco este domingo 15 de abril de llegar a una solución política para el conflicto y deponer las armas para lograr la paz, el presbítero de origen sirio comentó que “siempre debe haber esperanza”.

“Nosotros somos personas de fe y esperanza, por eso rezamos todos los días para esta vía prevalezca. Obviamente, sabemos bien que para que pueda haber un diálogo, primero se debe pensar en el bien de los sirios y no en los intereses económicos de las grandes potencias. Solo de esta manera los sirios podrán hablar entre ellos. Creo que no habrá dificultades para lograr esto”, expresó.

Recordó que Siria es un país “mosaico” porque “no hay zonas donde predomine una confesión o la otra”.

“Por lo tanto, si Siria permanece unida, el pueblo sirio –como lo veo desde mi esperanza cotidiana– está dispuesto a superar este conflicto y estas heridas. Pero si las potencias mundiales piensan en dividir Siria, habrá un desastre porque esto podría ser una limpieza étnica y las heridas serán mucho más difíciles de sanar”.

El 14 de abril, los patriarcas de las Iglesias en Siria condenaron el ataque lanzado por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra las ciudades de Damasco y Homs.

En un manifiesto, afirmó que se trató de una “brutal agresión” que viola las leyes internacionales y de la Carta de la ONU porque “es un asalto injustificado” de “países poderosos a los que Siria no causó ningún daño de ninguna manera”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encabezó en los últimos días un ataque contra el gobierno de Bashar Al Asad, tras responsabilizarlo de un ataque con armas químicas contra la ciudad de Duma que dejó entre 40 y 60 muertos, y cerca de mil afectados por la inhalación de gases.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*