Presidente de Obispos españoles anima a realizar verdadera pastoral de la santidad

MADRID, 16 Abr. 18 (ACI Prensa).-
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y Arzobispo de Valladolid, Cardenal Ricardo Blázquez, pronunció el discurso inaugural a la Asamblea plenaria que tendrá lugar en Madrid (España) desde este lunes 16 de abril hasta el viernes 20 de abril, y alentó a realizar una “verdadera pastoral de la santidad”.

En el discurso el Cardenal agradeció especialmente la reciente exhortación apostólica “Gaudete et exultate: sobre la llamada a la santidad en el mundo contemporáneo”, recientemente publicada por el Papa Francisco.

Por eso, el presidente de la CEE animó a los obispos españoles a hacerse “eco de este mensaje esencial del Evangelio, que el Papa nos invita a recordar a nuestro pueblo en una verdadera pastoral de la santidad, tomando nota clara de las enseñanzas de las bienaventuranzas evangélicas”.

En relación al próximo sínodo que tendrá lugar en octubre en el Vaticano, el Cardenal Blázquez cuestionó que muchos jóvenes “sin motivo personal conocido, se distancian de la participación en la vida de la Iglesia” y aseguró que “no es bueno que asistamos impasiblemente a este distanciamiento” y afirmó que el próximo sínodo será “una oportunidad preciosa para plantearnos o replantearnos comunitariamente la divergencia que nos interroga y nos hace sufrir”.

“El diálogo sobre la fe requiere humildad para preguntar y atención cordial para escuchar; libertad respetuosa para hablar y autenticidad para unir en la respuesta la palabra y la vida”, aseguró el Purpurado que también subrayó la importancia del “acompañamiento personal y eclesial” a los jóvenes.

“La Iglesia necesita, para superar el cansancio y el envejecimiento que siempre la acechan, el encuentro permanente con Jesucristo, ‘el gran viviente y eternamente joven’“, insistió.

El tema del Sínodo de octubre también incluye el “discernimiento vocacional”, que según precisó el Cardenal en su discurso “acertar en la elección es fundamental para el futuro; por ello, uno de los mejores servicios que se puede prestar a los adolescentes y jóvenes es acompañarlos en la orientación de la vida y el discernimiento vocacional”.

El presidente de la CEE subrayó que “todo cristiano ha sido llamado por la fe y el bautismo”, “en esta fraternidad cristiana hay diferentes vocaciones: al matrimonio cristiano, al ministerio pastoral, a la vida consagrada, a la participación como laicos en responsabilidades peculiares en la misión de la Iglesia. Todas las vocaciones son gracia y regalo de Dios, servicio (y no servidumbre) de los demás”.

El presidente de la CEE también aseguró que “la matriz de las vocaciones es la comunidad” e insistió en que “en la actualidad no basta el ambiente religioso-cultural para que acontezca la transmisión vital de la fe”.

De esta manera precisó que actualmente se padece una “penuria seria de vocaciones para el ministerio presbiterial”.

“Hace varios decenios la abundancia (de sacerdotes) era extraordinaria, actualmente la escasez es también extraordinaria”, apuntó.

Pero el Purpurado también alertó de la tentación de cubrir esa falta de vocaciones con “soluciones improvisadas y atajos arriesgados”, también destacó que en ocasiones “el marco de preparación para el ministerio es insatisfactorio” y también son “pocos los formadores y profesores dedicados generosamente a este servicio precioso”.

“Debemos decirlo con claridad: la Iglesia en España necesita vocaciones para el ministerio sacerdotal”, afirmó el Cardenal Blázquez y destacó que a pesar de la carestía vocacional “no debemos olvidar, movidos por la solicitud católica, la colaboración con otras diócesis y la participación en la ‘missio ad gentes’”.

En esta asamblea plenaria también se hablará sobre el presente y el futuro de la Conferencia Episcopal española. En ese sentido el Cardenal recordó el 50 aniversario que la CEE celebró hace dos años y que “fue una oportunidad para recordar los orígenes de la conferencia, agradecer los servicios que nos ha prestado y revisar de cara al futuro de su funcionamiento”.

Y destacó que “la reforma de la Curia Romana repercutirá en la organización de nuestra Conferencia, y a su vez la Conferencia en nuestras diócesis” ya que, según precisó el Cardenal Blázquez, “el Papa Francisco desde el comienzo de su ministerio papal viene indicando la conveniencia de explicitar con mayor amplitud el estatuto de las conferencias episcopales”.

Algo que el presidente de la CEE calificó de “horizonte de renovación que el Papa despliega delante de nosotros”.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*