Corte Interamericana está conformando una “dictadura internacional”, advierte experto

REDACCIÓN CENTRAL, 12 Ene. 18 (ACI).-
Un experto advirtió que el reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que obligaría a los estados latinoamericanos a aceptar la agenda gay, estaría conformando actualmente una “dictadura internacional”.

La Corte Interamericana publicó el 9 de enero su “Opinión consultiva sobre identidad de género, y no discriminación a parejas del mismo sexo”, con la que responde a una serie de consultas realizadas por Costa Rica sobre temas de identidad de género y matrimonio homosexual.

El politólogo argentino Agustín Laje, crítico de la ideología de género, declaró a ACI Prensa que lo se está conformando a partir de la globalización es “una dictadura internacional”, pero sin “la fisonomía y la forma de las dictaduras tradicionales del siglo XX, cuando eran sistemas autoritarios con base en un estado-nación”.

“La dictadura que se está conformando actualmente es internacional, es decir, que no tiene base en un estado, sino en los organismos internacionales, como la ONU, a los cuales se les ha dado la facultad de ordenar jurídicamente al mundo entero”, aseguró.

El coautor del Libro Negro de la Nueva Izquierda aseguró que si algo sobresale de la decisión de Corte Interamericana “es lo antidemocrático” porque “va en contra de la soberanía de los estados”.

“Una soberanía que es construida a través de sistemas electorales como es el caso de los estados que se adhieren a la Corte. Decir que sus Cartas Magnas, ordenamiento interno y el consenso popular no importan a la hora de establecer un ‘derecho’ significa que no interesa más la voluntad del pueblo, sino el fallo de un organismo internacional ejecutado por gente que ni siquiera participa de la nacionalidad en cuestión de estos estados”.

“Es un avasallamiento de la democracia”, sostuvo.

El politólogo reconoció que antiguamente rehuir a una dictadura era “relativamente simple”, porque “sencillamente se abandonaba el país donde uno era perseguido”, sin embargo, hoy “la capacidad de exilio será nula”.

“Esto está en proceso de formación, no está en su punto máximo, pero cada vez más se va notando el peligro para los ciudadanos de a pie”, añadió.

Aceptación de las “fantasías” LGTBI sobre la “identidad de género”

Durante la entrevista Laje dijo que la opinión consultiva de la Corte Interamericana condicionaría los marcos jurídicos de los estados adheridos, pero “no respecto a un derecho que reconoce la realidad, sino un derecho que sujeta a los ciudadanos a la fantasía de una minoría”.

“Al reconocer el derecho a la ‘identidad de género’ se condiciona la percepción de todos los ciudadanos de un estado. ¿Qué es la identidad de género? Es la autopercepción, es la fantasía de cada quien completamente desligada de la realidad sexual”, señaló.

“Yo puedo tener la identidad de ser una persona no de 28 años, sino de 15. ¿Por qué no lo reconocerían? Si lo que se impone como ley es la fantasía de cada uno, entonces ya no podemos seguir hablando de ley porque esta tiene tiende a la universalidad y no la particularidad”, sostuvo el experto.

A partir de esta decisión de la Corte Interamericana, Laje indica que se creará “un precedente importante” que, sin embargo, es “paradójico desde el punto de vista de lo que el derecho tiene que ser”.

“El derecho está para reconocer realidades y lidiar con ellas. Lo que la Corte hace con este fallo no es reconocer realidades, sino fantasías, autopercepciones, categorías completamente ideológicas que no se sostienen científicamente”, agregó.

En ese sentido, consideró que la respuesta de la Corte abre puertas para que “se exacerbe una desfiguración de lo que la ley debe de ser”.

“Por ejemplo, para que eventualmente el estado reconozca y ampare la existencia de un transespecie. ¿Por qué no podemos empezar a reconocer a personas que se perciben como animales y no seres humanos? ¿Por qué vamos a prohibirlo si de lo que se trata la ley es en última instancia no de la realidad, sino de la fantasía personal?”, afirmó.

Aceptación del “matrimonio” homosexual

La Corte también exige que se extiendan las figuras jurídicas existentes en el país “a las parejas compuestas por personas del mismo sexo –incluyendo el matrimonio”.

Sobre el tema, Laje sostiene que eso significaría “no reconocer la especificidad del matrimonio mismo”.

“Matrimonio es una palabra cuyo propio nombre indica su naturaleza. Viene de ‘mater’, de matriz, y esta es el útero materno. El matrimonio es una unión a partir de la cual existe la potencialidad de la maternidad y es de importancia pública porque genera a los nuevos ciudadanos”.

“Nos interesa a todos porque a partir de esa institución se genera la perpetuidad de la población. Sin matrimonio, como institución, no puedes tener una ciudadanía que se sostenga a largo plazo”, recalcó.

Finalmente, dijo que al poner en pie de igualdad al matrimonio como institución pública con las relaciones amorosas o sexuales que no tienen entidad pública, como la homosexualidad, lo que se hace “es bajar el nivel de importancia que el matrimonio tiene” porque “lo están colocando en el mismo grado que una unión de carácter privado”.

¿Qué puede hacer la sociedad civil?

“¿Qué puede hacer la sociedad civil de estos Estados? Sobre los marcos regulatorios de la Corte Interamericana no puede hacer nada. Esa es la verdad. No puede hacer absolutamente nada porque es un poder que se escapa al sistema democrático que rigen los estados-nación”, lamenta Laje.

Sin embargo, dijo que a pesar de que este es “un sistema que va de arriba hacia abajo”, existe “la posibilidad como sociedad de todavía jugar más o menos el juego electoral y democrático”.

“Se juega entendiendo que la sociedad puede condicionar las políticas internas y apuntalar ciertos liderazgos que podrían poner en cuestión el orden nacional actual”, indicó.

Finalmente, Laje dijo que la ciudadanía tiene que entender el juego democrático como “una posibilidad de influir internamente, no internacionalmente”.

“De esta manera se puede generar una estructura de poder que resista los embates internacionales. La sociedad tiene que movilizarse y expresarse si lo que pretende es que un líder político tome sus demandas”, concluyó. 

También te puede interesar: 

 

Miles firman campaña en @CitizenGo rechazando que @CorteIDH imponga “matrimonio” gay en América Latina #LGBT #LGTBI t.co/07TdmFnsqr

— ACI Prensa (@aciprensa) 12 de enero de 2018

 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.