Cardenal propone 5 claves para la educación católica

SANTIAGO, 17 Oct. 17 (ACI).-
El Cardenal Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, propuso cinco claves para que una pastoral educativa “responda en profundidad a los desafíos actuales de la sociedad” a la “luz de la voluntad de Dios, según su proyecto de amor”.

El Purpurado participó en el VI Congreso Nacional de Educación Católica, el pasado 12 y 13 de octubre, organizado por la Conferencia Episcopal de Chile, la Pontificia Universidad Católica y el instituto de educación Superior Duoc UC.

 

Esperando a #FranciscoEnChile, hablamos de educación en el VI Congreso Nacional de #EducacionCatolica. t.co/VmlcyTxb6e pic.twitter.com/mMoZNNbuNn

— Conf.Episcopal Chile (@episcopado_cl) 12 de octubre de 2017

 

En su discurso inaugural, el Cardenal Versaldi explicó que la educación “debe cuidarse de dos peligros extremos y opuestos: El de una intervención educativa que se impone al sujeto sin respeto de su autonomía y de sus exigencias; y el de una intervención educativa simplemente complaciente de las peticiones del sujeto sin ningún motivo de crecimiento”.

A continuación, el Prefecto propuso cinco claves para educar en las escuelas católicas:

1.- Anuncio de la vida cristiana

“La escuela católica tiene el derecho-deber no solo de enseñar en coherencia con los propios valores, sino también de ejercitar en su interior una acción propia de anuncio y de vida cristiana”, dijo el Cardenal Versaldi.

“Tal oferta se convierte para los creyentes en Cristo” en “una ocasión de crecimiento y de integración entre la fe y la razón, y además en una práctica de la vida eclesial”.

Para los “no creyentes” es una “ocasión para conocer mejor y auténticamente el mensaje evangélico en confrontación con su conciencia, la cual es siempre libre de adherirse o no”, dijo.

“Sería injusto pedir, en nombre de la tolerancia, que las escuelas católicas permanezcan neutrales en relación con la propuesta educativa y no puedan promover una práctica religiosa en el respeto de la libertad de las personas, las cuales han elegido de formar parte de esa institución notoriamente confesional”, advirtió.

2.- Testimonio de la caridad

El Cardenal Versaldi expresó que el testimonio de una comunidad escolar debe tener un “evidente estilo” de caridad, que haga “creíble y atrayente los valores transmitidos a través de la enseñanza”.

“Una comunidad escolar cristiana que vive de esta caridad es en su ser el mejor instrumento de pastoral”.

3.- Formación permanente de los formadores

La formación permanente de los profesores en la metodología pedagógica y sobre todo en “el crecimiento del espíritu cristiano y la verificación de la coherencia de fe”, “no es tiempo perdido o energías sustraídas a la enseñanza directa”, dijo el Cardenal Versaldi.

Lo anterior puede hacer que los actores de la escuela y sobre todo los dirigentes se conviertan en “un instrumento válido y en un interlocutor también con la sociedad civil y las escuelas estatales para la edificación de una sociedad chilena fundada sobre los valores compartidos en el respeto de la diversidad cultural y religiosa”.

4.- Apoyarse en la Iglesia

El Prefecto para la Educación Católica manifestó que la acción pastoral de la escuela se debe dar en conjunto con la Iglesia local y la parroquia para que haya “una recíproca ayuda en la diversidad de los roles”, sin “recargar a la escuela de tareas que pertenecen mayoritariamente a la parroquia o viceversa”.

Asimismo, “es importante favorecer la coherencia de testimonio inclusive en la vida extraescolar y, a su vez, la posibilidad de que la comunidad eclesial sienta la escuela como un organismo vivo de sus realidades”.

5.- La Providencia como guía

“Es necesario que las escuelas profundicen en el conocimiento de la realidad actual en sus aspectos positivos y negativos, con un discernimiento de los signos de los tiempos animado no de un pesimismo paralizador, sino de la esperanza cristiana fundada sobre la fe que la historia humana es siempre guiada por la Providencia divina, a pesar de la libre elección de los hombres”.

“Es importante mantener esta fe y traducirla en trabajo educativo como una acción prevalente para convertirse en protagonistas de una verdadera renovación del escenario social, sin dejarse manipular de las diversas facciones políticas”.

“De este modo, la escuela católica estará siempre a la vanguardia de la atención de los nuevos desafíos que el mundo debe afrontar, como el ecológico y la inmigración de los pueblos que la política general tiende a despreciar, creando nuevas marginaciones y peligros para las futuras generaciones”, finalizó el Cardenal Versaldi.

Más información AQUÍ

También te puede interesar:

 

3 claves esenciales para la educación explicadas por el Papa Francisco t.co/p0shuHlave

— ACI Prensa (@aciprensa) 9 de febrero de 2017

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*