Jóvenes musulmanes matan a golpes a su compañero por ser cristiano en Pakistán

ISLAMABAD, 13 Sep. 17 (ACI).-
Un estudiante cristiano de 17 años de edad fue golpeado en la cabeza y cuerpo hasta la muerte por sus compañeros de clase musulmanes en una escuela en Pakistán.

De esa forma perdió la vida el 27 de agosto pasado Sharoon Masih, quien apenas asistió por cuatro días a su nueva escuela del distrito de Vehari, en la provincia Punyab. Sus padres habían ahorrado dinero para cambiarlo de escuela y tenga la oportunidad de acceder a la educación superior.

 

Hours ago, this 17 y/o Christian student was lynched by his own high school classmates in Pakistan. RIP #SharoonMasih. Speak up Pakistan! pic.twitter.com/O1K7ofWQxh

— Kashif N Chaudhry (@KashifMD) 4 de septiembre de 2017

 

Según indica la Asociación Cristiana Pakistaní Británica, la madre de Sharoon, Razia Bibi, ya había advertido las amenazas de los compañeros de su hijo, quienes le decían que no se juntara con ellos “si quería vivir”.

“Mi hijo era un muchacho de buen corazón, trabajador y afable. Siempre ha sido amado por los profesores y los alumnos por igual, pero contó con gran tristeza que estaba siendo blanco de los estudiantes en su nueva escuela debido a su fe”, explicó su madre.

Ambos lloraban cada noche mientras su hijo “describía la tortura diaria a la que estaba sometido”.

Además de los términos despectivos utilizados contra Sharoon, hubo también un intento de convertirlo al Islam; sin embargo, el joven nunca abandonó su fe.

Sharoon era uno de los mejores estudiantes en su clase, pero su nivel académico solo fortaleció el desdén de sus compañeros.

Su maestro, Nazir Mol, aseguró no haberse percatado del abuso en el aula porque estuvo leyendo un periódico. A pesar de ello, el cuerpo directivo de la escuela decidió tomar acción contra el maestro y lo despidió.

Los informes sobre el factor desencadenante del asesinato varían, sin embargo, el principal culpable es Muhammad Ahmed Rana, un joven que confesó el homicidio y ya fue arrestado por la policía local.

Rana se ha negado hasta el momento a nombrar a otros implicados en el ataque.

Los padres de Sharoon creen que el silencio revela el desprecio de los estudiantes sobre los cristianos: “los niños que odiaban a mi hijo ahora se niegan a revelar quién más estuvo involucrado en su asesinato. Sin embargo, un día Dios tendrá su juicio”, dijo Bibi.

Además, la madre del fallecido insistió que “no se está llevando a cabo una investigación adecuada”. Por ejemplo, la directora Saleem Tahir, que fue suspendida tras el ataque, sigue asistiendo a la escuela.

“El asesinato solo sirve para recordarnos que el odio hacia las minorías religiosas se engendra en la población mayoritaria a una edad temprana, a través de normas culturales y un currículo nacional sesgado”, lamentó Wilson Chowdhry, presidente de la Asociación Cristiana Paquistaní Británica.

“De ninguna manera esta situación es una anomalía”, sino que es “una expectativa que los cristianos enfrenten el abuso y la violencia durante sus años en el sistema educativo”, agregó.

Chowdhry indicó finalmente que “el gobierno de Paquistán no retira los textos ofensivos dentro de su currículo nacional a pesar de haber sido calificado por la Comisión de los Estados Unidos para la Libertad  como una barrera para la futura ayuda exterior”.

También te puede interesar: 

 

El Papa recibe al P. Tom Uzhunnalil, sacerdote salesiano que fue secuestrado por ISIS t.co/vfVrf6tIpC

— ACI Prensa (@aciprensa) 13 de septiembre de 2017

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*