La SS. Trinidad – Primera Parte –

por MiIglesia

Aunque la SS. Trinidad de Dios sea un Misterio no sólo para nosotros seres humanos sino también para los Ángeles, no está prohibido intentar conocer un poco más de Ella para poder así comprender mejor como «funciona» Dios. Si ROZAMOS la sensación de conocer a Dios un infinitésimo de lo que podemos humanamente procesar en nuestro entendimiento, podemos también ser un infinitésimo más conscientes de Sus Maravillas, de Su Amor para nosotros y que es el Verdadero Bien. Por eso os he dibujado una pequeñísima parte del funcionamiento de Dios en los límites que mi humana natura puede entender. Lo tenéis aquí abajo:

Como que es mucho para procesar, os dejaré algunos días para «digerir» todas estas informaciones antes de ir adelante con este razonamiento sobre Dios.

Considerad que estas Tres Personas Iguales en sus naturaleza y substancia e Distintas en roles y personalidades están en simbiosis entre ellas. Por esta simbiosis las Tres Personas forman un único Dios pero cada una tiene características y personalidad distintas. Por eso en algunos simbolismos hay un triangulo equilátero donde está escrito: Padre no es Hijo. Hijo no es Espíritu Santo; Espíritu Santo no es Padre y al centro: Dios es Padre, Dios es Hijo, Dios es Espíritu Santo; para hacer entender que las Tres Personas son distintas (roles distintos, «especializaciones» distintas, forma de comunicar distintas, personalidad distinta, pero misma naturaleza, misma substancia) y son el mismo Dios.

Esto que podéis ver aquí arriba es el escudo de San Atanasio. Simboliza la Consubstancialidad del Misterio de Dios. El termino consubstancial se aplica a dos o más personas (en el caso de Dios 3 Personas) que tienen la misma naturaleza, la misma substancia. 

Este símbolo de San Atanasio (430 d. C.) completa la Doctrina Católica en una época en la cual surgieron muchas herejías sobre la identidad y naturaleza de Jesús.  Éste símbolo dice que si el Padre es increado (porque siempre ha existido «Yo soy» al presente, no hay pasado en Dios, para Dios no hay tiempo ni espacio), inmenso y eterno, también el Hijo y el Espíritu Santo lo son del mismo modo, sin que por ello existan tres increados, inmensos y eterno sino que uno solo. Asimismo si el Padre que es Dios, es Todopoderoso, también los son el Hijo y el Espíritu Santo, sin que por ello tengan que haber  tres dioses sino uno solo. Una misma substancia para las tres personas en la consubstancialidad…

*…Pero distintos roles, características y personalidad… como si cada una se hubiera desarrollado de forma distinta para completar y armonizar las otras dos en un ciclo continuo de afinación y perfección.

Una parte de lo que entiendo se puede llamar simbiosis… porque la conexión entre ellas hace que fluya la misma naturaleza vibracional (energía, fuerza constructora de Amor), la misma substancia y que las tres Personas sean, al mismo tiempo, un solo Dios… pero el Misterio de Dios no se reduce solo a un aspecto… y estoy dándome cuenta de esto en éste preciso momento en qué escribo… lo del desarrollo de cada Persona de forma distinta para completar y armonizar a las otras dos en una continua afinación y perfección me ha salido ahora como un «flash»… por lo tanto podrían ser tres desarrollos o «variaciones» del mismo Dios que se manifiestan con tres roles, características y personalidades distintas… lo estoy escribiendo también como memorándum… pero tengo que afinar más el razonamiento para ver que no hayan contradicciones.*

Lo que está escrito entre los asteriscos ** es mí TEORÍA, mi razonamiento personal sobre este Misterio. No es Doctrina.

Otra cosa importante es que Dios está afuera del tiempo y del espacio.

Esto es lo que podido entender hasta ahora sobre la SS. Trinidad y os aseguro que no hemos rozado ni siquiera un infinitésimo de lo que realmente es Dios.  Si hay algunos errores teológicos, por favor, que algún teólogo reconocido y que pueda darme pruebas que es católico me lo diga. No quiero crear herejías. Solo quiero intentar penetrar un poco más sobre el conocimiento de Dios y compartirlo con los demás. Muchas gracias.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.