Hoy, II Domingo de Pascua: Fiesta de la Divina Misericordia

Según el deseo que Jesús expresó a Santa Faustina Kowalska, la Fiesta de la Divina Misericordia se celebra en el segundo Domingo de Pascua para subrayar la estrecha unión entre el Misterio Pascual de Salvación y la Fiesta de la Misericordia de Dios. La liturgia de esta Fiesta alaba a Dios por el abismo de Misericordia que Él es. Es un día de Gracia para todos los hombres. Cristo ha unido esta Fiesta a grandes promesas. La más grande se refiere a la Santa Comunión, recibiendo la cual se obtiene el perdón total de los pecados y de las penas temporales, se recibe la misma Gracia del Bautismo. En éste día, todos los hombres, también aquellos que se convierten precisamente en éste día, pueden pedir todas las Gracias que corresponden a la Voluntad de Dios. Dijo Jesús a Santa Faustina: «Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea de amparo para todas las almas y especialmente para los pobres pecadores. En éste día están abiertos los abismos de Mi Misericordia; derramaré todo un mar de Gracias sobre las almas que se acercarán a la fuente de Mi Misericordia. El alma que se acerca al Sacramento de la Confesión y a la Santa Comunión recibe el perdón total de las culpas y de las penas. En éste día están abiertos todos los canales a través de los cuales fluyen las Gracias divinas. Ninguna alma tenga miedo de acercarse a Mi, cualquier pecado haya hecho«.

Es extremadamente importante, sobre todo hoy en día, conocer más el Jesús de la Divina Misericordia. Aún mejor, conocer la Coronilla de la Misericordia que Jesús mismo enseñó a Santa Faustina. La Coronilla, si rezada con corazón, con sentimiento y con cognición, tiene el poder de donar la paz a los moribundos y a convertir iluminando las almas hacia la Verdad y la Paz del corazón. Acercámonos a la Misericordia de Dios. Europa y, sobre todo, España en el curso de la Historia han luchado muchísimo por Dios, han dado su sangre por Amor a Dios. Que Europa y España vuelvan a Su Antiguo Amor, vuelvan a amar a Dios así como lo hicieron sus antepasados. bDS

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.