Avanza causa de beatificación de Sor Lucía, la última vidente de Fátima

LISBOA, 13 Ene. 17 (ACI).-
El próximo 13 de febrero la diócesis de Coimbra en Portugal concluirá la fase diocesana del proceso de canonización de Sor Lucía Dos Santos, una de las tres videntes de Fátima y a quien la Virgen le confió tres secretos. Una vez que eso ocurra, la causa pasará al Vaticano.

La hermana Lucía de Jesús fue uno de los tres niños que presenciaron la apariciones de la Virgen en Cova de Iría entre mayo y octubre de 1917.

Los fieles podrán asistir a la sesión de cierre de la causa de Sor Lucía en el Carmelo de Santa Teresa, en Coimbra, el 13 de febrero a las 5:00 p.m. Luego se celebrará una Misa de acción de gracias.

Sor Lucía fue religiosa carmelita durante 57 años y, tras su muerte en 2005, fue enterrada en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario en el Santuario de Fátima.

La causa de Sor Lucía se abrió el 30 de abril de 2008 en Coimbra, luego que el Papa Benedicto XVI concediera una dispensa del período de 5 años de espera, el tiempo habitual que debe transcurrir luego del fallecimiento de una persona para iniciar el proceso. Algo similar ocurrió con la ahora Santa Madre Teresa de Calcuta.

La vice postuladora de la causa de canonización, la hermana Ángela Coelho, indicó que esta etapa diocesana ha tomado mucho tiempo porque “la vasta documentación” sobre Sor Lucía requirió bastante trabajo.

En una entrevista concedida a la agencia Ecclesia del episcopado portugués, la hermana Angela dijo que “tenemos muchas expectativas” para que llegue la beatificación, y explicó que “la hermana Lucía merece un estudio muy profundo y riguroso, no solo por la cuestión histórica, que es muy importante, sino también por su dimensión espiritual”.

“Creo que prestaremos un mejor servicio a la propia Lucía, a su santidad y características, si estudiamos bien la documentación que existe”, indicó la religiosa que también fue postuladora de la causa de canonización de los otros dos videntes de Fátima, los beatos Jacinta y Francisco Marto.

Para la hermana Ángela, en este proceso se tiene que considerar que se trata de “una mujer que vivió casi 98 años, que tuvo correspondencia con Papas, desde Pío XII hasta Juan Pablo II, con cardenales y obispos” .

La vice postuladora dijo que lograron “recoger más de 11 mil cartas” y eso “hace que el proceso sea complejo”.

En la fase diocesana se investiga sobre la vida, las virtudes y fama de santidad, milagros atribuídos e incluso, si se da el caso, el culto anterior a la persona.

Al concluir la fase diocesana del proceso se elabora un documento llamado Positio, que es enviado luego de su aprobación al Vaticano donde prosigue la causa.

En la Congregación para las Causas de los Santos se estudia la Positio y después de un tiempo que es muy variable, se procede a redactar el decreto que reconoce las virtudes heroicas del candidato, que luego debe ser aprobado por el Papa.

Tras la aprobación, el proceso queda a la espera de un milagro para la beatificación, y luego se requiere un segundo milagro para la canonización.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

También te puede interesar:

Sor Lucía: Batalla final entre Cristo y Satanás será sobre familia y matrimonio t.co/cTKhU8a7Kt

— ACI Prensa (@aciprensa) 14 de junio de 2016

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.