Mons. Munilla: Firme y enérgica condena a toda forma de abuso sexual de menores

MADRID, 12 Ene. 17 (ACI).-
Ante el caso de abusos sexuales que se dio a conocer esta semana en la diócesis de San Sebastián en España, el Obispo José Ignacio Munilla, convocó a una rueda de prensa para aclarar algunas informaciones de los medios y aprovechó para reiterar su más firme y enérgica condena a este tipo de delitos.

Mons. Munilla se presentó este jueves 12 de enero ante los medios luego que el sacerdote Juan Kruz Mendizabal fuera declarado culpable de abusos con dos menores en los años 2001 y 2005.

El Prelado explicó que las víctimas se pusieron en contacto con la diócesis en marzo de 2016 y ambos afectados manifestaron su decisión de recurrir a la justicia de la Iglesia y declinaron la invitación de la diócesis de presentar una denuncia en el ámbito civil.

El P. Juan Kruz tiene prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal, tiene la obligación de residir en un monasterio y necesita el permiso del obispo para salir de él.

Además es obligatorio que prosiga su acompañamiento espiritual y la terapia psicológica que actualmente está en curso y se le ha prohibido todo contacto con menores.

Las dos víctimas decidieron hacer público su caso durante la Navidad pasada, manteniendo su anonimato para ayudar a que se aflorasen otros posibles casos aún no conocidos.

“Los hechos se han precipitado, y esta misma mañana se ha presentado ante este obispo una nueva denuncia contra el mismo presbítero, D. Juan Kruz Mendizabal, por hechos similares acontecidos en el año 1994. El denunciante ha manifestado los hechos acontecidos entonces, refiriéndolos con una serie de detalles que les otorga un alto grado de verosimilitud”, aseguró Mons. Munilla.

En este caso, dijo el Prelado, “el denunciante ha manifestado su deseo de presentar su caso, tanto en sede civil como en sede eclesial, por lo que me he puesto en contacto esta misma mañana con el Fiscal General, el Sr. Galparsoro, consensuando la forma de llevarlo a cabo”.

Firme y enérgica condena

El Obispo de San Sebastián resaltó que no teme los ataques de sectores que aprovechan ocasiones como esta para “denigrar la labor de la Iglesia en su conjunto” y por eso subrayó que es el momento “de mostrar nuestro compromiso inequívoco con la inocencia de la infancia y de la adolescencia, nuestra solidaridad con las víctimas y sus familias; además de una oportunidad magnífica para testimoniar el amor a la verdad”.

“En consonancia con la moral y la disciplina de la Iglesia, en nombre propio y del conjunto de los fieles de esta Comunidad diocesana, manifiesto mi más firme y enérgica condena de toda forma de abuso sexual de menores, mayormente si dicho abuso es cometido por un sacerdote”.

El Prelado pidió perdón “en nombre de la Iglesia a las víctimas y familiares, por el daño que han sufrido en nuestro seno” y dijo que “lo acontecido es algo absolutamente contradictorio con el mandato evangélico”,  por lo cual, “en mi calidad de pastor de esta Iglesia particular, no cejaré en mi empeño por tratar con justicia y equidad todo caso de abusos contra menores”.

“No vamos a cejar en nuestro empeño, hasta que este mal esté totalmente erradicado”, señaló.

Mons. Munilla dijo que cuando salen a la luz los casos de abusos es “grandemente beneficioso para todos: para las víctimas, porque les ayuda a sanar; para los agresores, porque desenmascara la mentira de su vida y les llama a la conversión; para la Iglesia, porque requiere de nosotros una profunda revisión; y para el conjunto de la sociedad, porque estamos antes un problema del que no está exento nadie. La verdad es buena para todos”.

También te puede interesar:

Diócesis de San Sebastián expresa dolor y vergüenza ante caso de abusos t.co/jQkgL91B3s

— ACI Prensa (@aciprensa) 10 de enero de 2017

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.