Género no es una ideología

MiIglesia – En respuesta al artículo sobre National Geographic del niño que se cree una niña…. (referencia):

National Geographic dedica portada a niño de 9 años que dice ser niña

Cuando Dios crea, hace que la criatura sea potencialmente armonizada en su totalidad. La lógica natural es reflejo de Dios. Cada criatura tiene su propio rol y su propio funcionamiento por un preciso fin. En el caso de la Persona, la lógica natural explica claramente que el ser humano no ha sido hecho para elegir su género de pertenencia porque tiene un trabajo muy importante por hacer: crear un núcleo familiar que pueda generar hijos los cuales, para ser personas equilibradas y, lo más posible rectas, tienen que crecer en un entorno con un PADRE Y UNA MADRE. Dios creó el hombre Y la mujer, y la misma lógica natural lo enseña.

Sólo el hombre y la mujer se completan entre sí y no se completan sólo desde el punto de vista biológico sino también desde el punto de vista mental y espiritual precisamente porque Dios ha pensado al funcionamiento del hombre y de la mujer en su totalidad y de forma que las tres naturalezas (cuerpo, mente y espíritu), trabajaran según su género de pertenencia. Un mismo problema es visto y resuelto por el hombre en una forma y por la mujer en una otra. Si ambos están correctamente desarrollados, juntos intentarán encontrar la solución más ética ósea, respetando los límites de la Ley Natural, para el bien no de ellos mismos sino del más débil e intentarán resolver el problema integrando las informaciones con ambos punto de vista. En ésta forma el resultado será más completo y más cercano a la verdad.

El género es un hecho natural y si alguien piensa que se pueda cambiar de sexo y que no pase nada a su psique y a sus acciones, se equivoca y mucho. El equilibrio de cada persona incluye también el aceptar el propio género de pertenencia porque el Creador no ha pensado al ser humano repartido en sectores sino lo ha pensado en su totalidad teniendo en cuenta, por lo tanto, de todos los aspectos de la persona: el biológico, el mental y el espiritual. No tendría alguna lógica hacer dos género y que después estos géneros no actuaran según su rol y su fin que, desde luego, no es ver al mecanismo sexual como una adicción. ¿Que sentido tendría tener el propio género si después la conducta y el pensamiento no están conforme? Y como que con el Creador todo tiene sentido, el fallo está en los seres humanos cuando piensan que pueden hacer «rebeldía» a Su Ley Natural. Sería como pensar que en un coche hecho para funcionar a gasolina se echara en su depósito barro. A lo mejor conseguiría hacer algunos metros y después se bloquearía y habría que tirar el motor.

Las ideas que una persona puede tener, pueden ser buenas o malas según la lógica que usa. Si la lógica se ajusta a la Lógica Natural entonces son buenas ideas. En caso contrario son malas.

En el caso del niño de nueve años que dice, quiere o cree de ser una niña se puede comprobar como hay «algo» extremadamente desafinado en lo que es su desarrollo. Una persona que crece creyendo ser lo que no es, alimentará distorsiones psíquicas y de su conducta que lo llevarán a romper cualquier límite ético y a ser extremadamente dañino para los demás y para si mismo. El niño representa lo que puede pasar a cualquier niño en la condición de desarrollarse en un entorno pervertido.

Y esto no es algo nuevo. Siempre, en el curso de la historia humana, han sido épocas en que la presunción de poder romper los límites de la Ley Natural establecida del Creador ha surgido. Y siempre, en la historia humana, las consecuencias han sido desastrosas porque el equilibrio psico-físico y espiritual de las personas en causa, ha sido extremadamente inestable y muy peligroso tanto de no poderse fiar para nada de los que una vez se llamaban «perturbados».

Aquí ya no se trata de ideología de género o de homosexualidad sino de perversiones. Las perversiones son todos aquellos pensamientos y comportamientos que intentan revertir la Ley Natural establecida por el Creador. Una Ley que el Creador ha puesto para que el Sistema Natural, incluido aquel del ser humano, fuera más estable posible, equilibrado y en buena Armonía. No hay armonía con las perversiones más bien el exacto contrario: inestabilidad, corrupción, envidia obsesiva, violencia, venganza, odio, caos, destrucción, injusticia y aún peor. Basta ver la historia antigua para darse cuenta de esto.

Por lo que respeta a National Geographic… Habrá recibido mucho dinero por esta noticia y para que se vea en la portada… Esto es una prueba de como el periodismo se ha rebajado. El periodismo se ha vuelto un circo. Para muchos periodistas (menos aquellos católicos como por ejemplo lo de ACI Prensa que van muy bien) la Verdad ya no cuenta. Sólo cuenta el provecho también si después los débiles como el niño de 9 años del artículo, tienen que sufrir las consecuencias y también nosotros cuando estos niños se volverán adultos. Aunque no todos los niños reaccionarán igual. Muchos de ellos cuando serán adultos podrían convertirse en los enemigos número uno de aquellos que les han obligados (a través de las manipulaciones psicológicas) a ser lo que no son… Cuando a muchas personas les quitan el DERECHO de ser lo que la Naturaleza (y por lo tanto Dios) le ha dado como DON y no como imposición, siempre hay SANA (esta vez) rebeldía para volver de nuevo a la Verdad.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.