Corte Constitucional de Colombia separa a la Iglesia Católica de institución educativa

BOGOTÁ, 03 Dic. 16 (ACI).-
La Corte Constitucional de Colombia resolvió recientemente separar al representante de la Iglesia Católica en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), argumentando que el país es un “Estado laico”. Para la Iglesia, esta decisión causa “perplejidad e indignación”.

El SENA es un organismo público de educación técnica fundado a mediados del siglo XX, con presencia actualmente en todo el país. Para la Corte Constitucional, un artículo de la ley 119 de 1994, que permitía la designación de un miembro de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) para el Consejo Directivo del SENA va contra la laicidad del estado.

“El Estado colombiano es laico, confesional y neutral. Por ello no debe haber participación de la Conferencia Episcopal en los órganos directivos del SENA”, sentenció la Corte.

En un comunicado publicado el 2 de diciembre, la Conferencia Episcopal de Colombia señaló que recibió “con perplejidad e indignación la decisión de la Corte Constitucional”.

Los obispos colombianos recordaron que “la Iglesia Católica participa en el Consejo Directivo Nacional del SENA con derecho propio como cofundadora, desde los inicios de esa institución en el año 1957”.

“La misma Iglesia impulsó su creación e inspiró su modelo educativo a partir de experiencias de algunas comunidades religiosas, como los Padres Jesuitas y los Salesianos de Don Bosco”, señalaron los obispos.

“La presencia de la Iglesia católica en los orígenes del SENA se remonta a finales del siglo XIX, cuando los Padres Salesianos fundaron en Bogotá el Colegio León XIII de Artes y Oficios”, recordaron.

La Conferencia Episcopal de Colombia señaló que la Iglesia en el país ha contribuido a lograr los objetivos del SENA “por casi 60 años”.

Además, precisó, “al argumentar que Colombia es un Estado laico, aconfesional y neutral, como motivo para excluir a la Iglesia Católica de los organismos directivos del SENA, la Corte Constitucional olvida que la laicidad del Estado no impide permitir la contribución de las confesiones religiosas al diseño de políticas sociales y al desarrollo de iniciativas para el bien de todos”.

Al finalizar su comunicado, los obispos alentaron a los fieles laicos “a asumir con valentía y desde su fe católica la presencia y acción en la educación, en la política, en la economía, de tal manera que su compromiso cristiano sea testimonio de los valores del Evangelio en nuestra sociedad”.

También te puede interesar:

Colombia: Miles piden sacar ideología de género del acuerdo de paz con las FARC t.co/L7BSad9p0R

— ACI Prensa (@aciprensa) 24 de noviembre de 2016

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.