Cardenal Cipriani: Que el Señor de los Milagros ayude a peruanos a ser fieles a nuestra fe

LIMA, 28 Oct. 16 (ACI).-
Frente a los miles de fieles congregados en la Avenida Tacna, en el centro de Lima, para la tradicional Misa del 28 de octubre, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani exhortó a los peruanos a mantenerse firmes en la fe, sin miedo, con la ayuda del Señor de los Milagros.

En su homilía, el Cardenal Cipriani recordó que “los tiempos pasan, pero Cristo es el mismo, la Iglesia es la misma, los milagros son constantes, el Cielo nos espera”.

“Que esta generación nos pueda decir: ‘fuimos fieles en momentos de dificultades, de relativismos, de discusiones’. Que recuerden que el pueblo peruano junto al Señor de los Milagros fue fiel, no se dejó amedrentar y se mantuvo en la verdad y en su devoción”, alentó.

El Primado del Perú subrayó que “la Iglesia, Cuerpo de Cristo, permanece sabia en medio de un mundo tan agitado por los embates de las olas del mar, ideas, doctrinas, críticas, insultos y maltratos. Es el demonio que ataca a la Iglesia”.

“Nosotros debemos permanecer humildes y serenos, pero siempre en la verdad de Cristo, en los 10 de mandamientos, en los 7 sacramentos en el ejemplo de una vida honesta”.

El Arzobispo de Lima señaló que “eso es lo que nos pide el Señor de los Milagros. Esa nave de Jesús no se puede hundir. Basta creer en Jesús y en su Iglesia”.

El Cardenal Cipriani destacó además la importancia de los sacramentos en la vida de los cristianos, y exhortó a los padres de familia a no retrasar “el bautismo de sus hijos, la primera comunión, prepararlos en los colegios y en las parroquias, la confirmación, donde el Espíritu Santo concede la fortaleza, inspira, ayuda y luego ese sacramento maravilloso, la reconciliación, la confesión de los pecados. Debemos acudir constantemente a la confesión”.

El Arzobispo de Lima recordó que, concluida la Misa, el Señor de los Milagros saldría en su cuarta y penúltima procesión por las calles de la capital peruana. En su recorrido, dijo, el Cristo Moreno –como se le conoce también– “busca a ese santo pueblo de Dios. Nos busca, nos escucha, nos perdona, nos espera, nos ayuda a salir de nuestros problemas, quiere hacer milagros, por eso ábrele tu corazón”.

“Y no solamente para pedir por ti, pídele por los demás que no han podido venir, que tal vez están en dificultad, seamos generosos si tenemos la suerte de estar cerca del Señor, hoy y ahora. Que tu pensamiento sea: mi esposa, mi esposo, mis hijos, mis nietos, mi abuela, aquel amigo enfermo, aquel que pasa una tribulación, deja que el Señor a través de tuyo vaya a muchos y también a aquellos que no lo defienden y no lo conocen, pide por ellos”.

Al finalizar su homilía, el Cardenal Cipriani pidió al Señor de los Milagros que confirme “en la fe a tanta gente que, sin ruido, ni prensa, cada día te ama, te reza, te buscan”.

“Y hermanos, seamos sinceros, nos miramos a nosotros mismos y vemos miserias, vacilaciones, traiciones, también veamos lealtad, también vemos vidas heroicas que no producen ruido”, dijo.

También te puede interesar:

Empresa de publicidad rinde homenaje al Señor de los Milagros en anuncios en todo el Perú t.co/FnC0CR1aQr

— ACI Prensa (@aciprensa) 27 de octubre de 2016

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.