La Iglesia Armenia

armenia26-06-2016

En estos días Papa Francisco ha estado de visita en Armenia en donde ha celebrado un encuentro ecuménico con la Iglesia del lugar. Pero me pregunto: ¿cuantos de nosotros saben algo de la Iglesia Armenia? Estoy convencida que, cuando amas a alguien lo quieres conocer. Los católicos y los cristianos que aman a la Iglesia y a Cristo pienso que deberían conocer la historia y las modalidades que han llevado a la situación actual, de Iglesias realmente carismáticas y que pero, lamentablemente y con mucho sufrimiento, no están en comunión con la Iglesia Universal. Siempre me gusto entender las diferencias que existen y el por qué la Iglesia Universal demuestra de ser la Iglesia Iluminada directamente por el Espíritu Santo también si intuyo (pero es mi opinión personal porque todavía no tengo las suficientes informaciones para hacer un razonamiento basado sobre pruebas) que el Espíritu Santo ilumina también la Iglesia Armenia y aquella Ortodoxa pero no en el mismo modo que la Católica. No me preguntéis el por qué ya que todavía no he razonado sobre esta intuición ni, por el momento, puedo comprobar su veracidad.

He investigado un poco, por el momento sólo en wikipedia pero veré de ampliar o de perfeccionar las investigaciones (en el poco tiempo que tengo a disposición) para entender mejor yo y todos vosotros las implicaciones y las expectativas de esto gran encuentro entre las dos Iglesias. Espero sea interesante y constructivo como lo es para mi.

Iglesia Apostólica Armenia, oficialmente Iglesia Gregoriana Apostólica Armenia (en armenio: Հայ Առաքելական Եկեղեցի), es la Iglesia nacional más antigua del mundo; no debe confundir se con la Iglesia católica armenia, que está en comunión con la Santa Sede.

Según la tradición, dos apóstoles de Jesús, San Judas Tadeo y San Bartolomé, fueron los primeros evangelizadores en Armenia. Después de las primeras predicaciones y a causa de las persecuciones, la religión cristiana se difundió por el país de forma secreta. Los cristianos armenios tuvieron entre sus primeros patriarcas a Zemendós, Atrnerséh, Mushé, Shavarsh, Levondios, y Meruyán. En el 301, como resultado de la predicación de San Gregorio el Iluminador, el rey Tiridates adoptó la religión cristiana como religión oficial. Por tanto, Armenia fue el primer estado del mundo, en aquel entonces, en adoptar la religión cristiana como religión oficial.

Hacia el 435 se realizó la traducción definitiva de la Biblia del griego al armenio, usando el alfabeto creado por Mesrob Mashtots en el 406.

Tras el Concilio de Calcedonia, (el cuarto de los primeros siete concilios ecuménicos de la cristiandad) en el 451, la Iglesia Apostólica Armenia, junto con el Patriarcado de Alejandría y la Iglesia jacobita, consideraron que se rompía con lo acordado en el anterior Concilio de Éfeso (425) produciéndose así una recaída en el nestorianismo. Por tanto formalmente rompieron la comunión con el papa de Roma y los demás patriarcas, siendo los escindidos considerados monofisitas.

khorvirapPor tanto, en la Iglesia apostólica armenia se mantuvo lo aceptado en el Tercer Concilio Ecuménico celebrado en Éfeso y el Credo de Nicea.

Igual que la Iglesia Católica Apostólica Romana y la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa, la Iglesia Armenia acepta siete sacramentos: Bautismo, Confesión, Santa Eucaristía, Confirmación, Ordenación, Matrimonio y Extrema Unción o Unción a los enfermos. Pero en la Iglesia Armenia hay presbíteros casados y célibes y los obispos deben ser célibes.

–> barbaraMiIglesia: Por lo tanto podría ser, según mis razonamientos, como si se forzara en elegir entre los que ya al comienzo de sus trayectoria deciden ser célibes para llegar a ser obispos o entre aquellos que se sienten llevados a ser célibes, pero esto no da mucho margen de maniobra… También en la Iglesia Universal, desde los primeros cristianos hasta la Edad Mediana, los presbíteros podían casarse. Pero la experiencia negativas de muchos de ellos dentro de la Iglesia, Papa Borja entre otros, llevó a la conclusión que para seguir verdaderamente al Espíritu hay que donarse por completo a Cristo, al Espíritu y a la Iglesia porque si la mente y el corazón van demasiado dirigidos hacia la propia familia porque la misma familia te lo exige, no puedes elegir el bien objetivo de todas las otras almas.

—-> Fin del comentario

El jefe administrativo y pastoral de la Iglesia armenia se denomina Supremo Patriarca y Catholicós de todos los armenios. Según la tradición su sede fue establecida originalmente en 43 d. C. en Artaxata. Durante el período de San Gregorio el Iluminador se constituyó la sede en Echmiadzin, donde volvió a partir de 1441, a una distancia de 21 km de Ereván, la capital de la República de Armenia, donde viven más de cuatro millones de fieles que forman parte de esta Iglesia. A su vez, a partir de la caída del Reino de Cilicia, el Catholicós asumió el liderazgo de su pueblo en el sentido religioso y político, al no haber ningún rey más que el sultán del Imperio otomano.

Más de seis millones de fieles viven dispersos en Estados Unidos, Francia, Canadá, Rusia, Grecia, Siria, Líbano, Israel, Palestina y Argentina.

En el ámbito de su organización interna, una peculiaridad de la Iglesia Apostólica Armenia es que se encuentra dividida actualmente en cuatro centros jurisdiccionales, en parte debido a los traslados de sede en la Edad Media que dieron lugar a rivalidades:

También existió otra sede patriarcal en Aghtamar (en el lago de Van, este de Turquía) hasta los genocidios de comienzos del siglo XX.

La mayoría de los fieles de esta Iglesia reconocen como líder espiritual a este último y en la actualidad las primeras dos sedes jurisdiccionales tienden a reconocer al último como la cabeza de la Iglesia armenia en su totalidad y están en plena comunión con él.

El Catholikós de Echmiadzin tiene jurisdicción sobre todos los armenios que habitan el antiguo territorio de la Unión Soviética, y sobre casi todos los de la diáspora, lo cual incluye unos 5 millones de fieles.

¿Qué es el nestorianismo?

El nestorianismo o difisismo (del griego δύς, dys, ‘dos’, y φύσις, physis, ‘naturaleza’) y que no tiene que confundirse con el diofisismo, es una doctrina religiosa dentro del mundo cristiano que considera a Cristo radicalmente separado en dos naturalezas, una humana y una divina, completas ambas de modo tal que conforman dos entes independientes, dos personas unidas en Cristo, que es Dios y hombre al mismo tiempo, pero formado de dos personas (prosopōn) distintas.

Enmarcado dentro de las disputas cristológicas que sacudieron al cristianismo en los siglos III, IV y V, el nestorianismo fue propuesto por el monje Nestorio, oriundo de Alejandría, una vez nombrado obispo de Constantinopla. Esto le llevó a enfrentarse con Cirilo de Alejandría, obispo de dicha ciudad, que defendía la tesis de la unicidad entre la persona humana y la divina de Cristo. Principalmente Nestorio sostenía que Cristo era un hombre en el que había ido a habitar Dios, escindiendo la persona divina de la persona humana.

El concilio de Éfeso

Tanto los nestorianos como los partidarios de Cirilo fueron llamados al concilio de Éfeso en el año 431, convocados por Teodosio II. La disputa se centró fundamentalmente en torno al título con el cual debía tratarse a María, si sólo Christotokos (madre de Cristo, es decir, de Jesús humano y mortal) como defendían los nestorianos, o además el de Theotokos (madre de Dios, o sea, también del Logos divino), como defendían los partidarios de Cirilo. Finalmente se adoptó como verdad de doctrina la propuesta por Cirilo, y se le concedió a María el título de Madre de Dios, y los nestorianos o difisitas, fueron condenados como herejes.

Cabe destacar que esta discusión en cuanto al término Christotokos o Theotokos no tenía a María como centro de atención, sino que se enfocaba en la Cristología que suponía, es decir, si Cristo es un ser de dos naturalezas (divina por una parte y humana por otra parte) en una persona (doxa difisita o nestoriana) o, por lo contrario, la monofisita: doxa que proclama a Cristo un ser de naturaleza única: Dios encarnado con aspecto humano. El nestorianismo refutaba el concepto de encarnación, que estaba en juego al discutir los términos griegos anteriores y abrazaba el concepto de cohabitación o yuxtaposición.

La doctrina nestoriana, que sigue las enseñanzas del exégeta Teodoro de Mopsuestia, insiste en el carácter distintivo de la divinidad y humanidad de Jesús, lo que movió a los críticos de esta confesión a acusar a los nestorianos de creer que Cristo era dos personas distintas: el Hijo de Dios y el hijo de María. Concretamente, Nestorio se oponía a que María fuera llamada Theotokos (Madre de Dios) porque le resultaba una incongruencia lógica y una blasfemia.1

–> barbaraMiIglesia: Estos errores de lógica pasan cuando inconscientemente o menos se intenta poner a Dios al mismo nivel del hombre. Cuando el hombre no entiende la lógica de Dios, es allí donde tiene que seguir la Fe en la Iglesia Universal guiada del Espíritu Santo. Por que Cristo es íntimamente enlazado a Su Esposa la Iglesia.

Quien no lo hace porque está convencido de llegar a la Verdad sólo con sus fuerzas, pierde el rumbo y genera herejías. Yo esto no lo digo por la Iglesia Armenia porque estoy convencida que, en éste caso, tenía la sincera voluntad de llegar a la Verdad; lo digo sobre todo para aquellos que, muchas veces, se hacen llevar más del razonamiento que de la fe, porque si el razonamiento no está guiado por la fe en Cristo y en Su Iglesia (que no pueden ir separados), se pierden los puntos de referencias correctos llegando a conclusiones equivocadas. Pero también me pregunto si, en aquel entonces, ésta división no se haya producido también por un simple e incauto error de traducción porque a lo mejor (pero no lo sé), los armenios de aquel entonces no hablaban latín o, a lo mejor, no lo hablaban bien… y si fuera estado no un error teológico sino un error mecánico de traducción errónea? Nunca lo sabremos…

Lo que sí sabemos hoy en día es que para un Dios Verdadero todo es posible porque Él, siendo el Creador del Todo, sabe que hacer y donde tocar para que lo que se propone para el Bien del hombre se realice. Cristo es la segunda persona de la SS Trinidad que fue ingenerada y no creada por la misma naturaleza del Padre. Cristo fue ingenerado por medio del Espíritu Santo en el vientre de María Virgen la cual fue concebida sin pecado original. Pero en aquel entonces, en la época de Nestorio, ni siquiera se habían planteado el «concepto» de Inmaculada Concepción que llegó muchísimo tiempo después en los años de la Santa francés Bernardette en la que se le apareció María Virgen con el título de la Inmaculada Concepción, exactamente lo que el Papa de aquel entonces estaba para aprobar… pero nadie de la opinión pública aún lo sabía. Si Bernardette, una campesina ignorante, presentó «La Señora» como la «Inmaculada Concepción» fue porque realmente la Virgen estaba apareciendole y, al mismo tiempo, confirmaba a la Iglesia que estaba en el camino correcto respecto al Dogma de la Inmaculada Concepción, ósea concebida sin pecado original.

Intuyo que para llegar a «obtener» la Virgen María, Dios tuvo que hacer que el Pueblo de Israel fuese Santo en las etapas fundamentales de su historia. Etapas que llevaron a generar, a través de las generaciones, a una mujer sin pecado original: María. El camino del Pueblo de Israel en el esfuerzo de alcanzar la Santidad con la ayuda de Yahvé tuvo como objetivo (sin saberlo) lo de hacer nacer, precisamente en el tiempo que hoy sabemos, a la Virgen María Madre de Jesús el Cristo.

Nestorio demostró de no tener en cuenta que Cristo es Él que es precisamente porque sus dos aspectos, humano y divino, hacen parte de la misma Persona, son una cosa sola. También nosotros cuando somos generados dentro del vientre de nuestra madre, al primer instante de nuestra concepción nuestra materia está empapada del espíritu que Dios ha hecho para nosotros y que la Iglesia llama alma. Nuestra naturaleza no es solo material o biológica sino también espiritual y las dos naturalezas están hechas para estar en perfecta unión entre ellas. La materia está empapada de nuestra alma o «energía espiritual» como yo la llamo porque no sé como explicar en otra forma. Por eso que, al último día, el Poder de Dios resucitará nuestros cuerpos y nuestras almas volverán a ser unidas a nuestra materia, que será, muy probablemente una materia diferente de aquella que ahora es. Nuestro espíritu – QUE ES PERSONA PERO A NIVEL ENERGÉTICO – ha sido creado por Dios pero NO ES DIOS.

Similarmente a esto, también con Cristo existe esta unión perfecta y total, intrinseca entre Su Cuerpo, Su Sangre y Su Espíritu y se manifiesta en la Santa Eucaristía. La diferencia es que Su Espíritu hace parte de la SS. Trinidad porque es Dios. Hoy sabemos todo esto porque nuestras potencialidad espirituales y de razonamiento puede alcanzar niveles que, a la época de Nestorio era casi imposible entender. Por eso que, también si una persona, sinceramente movida por rozar la Verdad, está convencida de sus razonamiento, siempre tiene que seguir a la Iglesia fundada sobre la piedra angular de Cristo a través de Pedro ya que Ella, la Iglesia, también sin ser plenamente cociente del por qué, consigue mantener el rumbo correcto ya que el Espíritu Santo está con Ella.

Lo de Nestorio ha sido el mismo error de Martin Lutero. Si hubiera aceptado humilmente la decisión de la Iglesia de elegir el Camino de la unicidad de Cristo, por obediencia también si estaba convencido de lo contrario, muy probablemente la Iglesia Armenia habría penetrado en el Misterio de la Persona de Cristo coincidiendo con la decisión del Papa porque la Verdad nunca contradice a si misma. Lo bueno ha sido que la Iglesia Armenia ha mantenido su fe en el Tercer Concilio lo que le ha permitido ser una de las Iglesias más cercana a la Iglesia Universal.

Pero también la Iglesia Católica Universal, a través de San Juan Pablo II ha reconocido su parte de error, sobre todo en el comportamiento tenido por la Iglesia Católica en la época de Nestorio. Fue demasiado rápida en acusar de herejía a Nestorio y los que lo seguían. Antes habría tenido que averiguar las intenciones de Nestorio, si eran sinceras o en mala fe. Dialogar más con él, intentar hacer entender con más paciencia el razonamiento sobre la unicidad de la Persona de Cristo. Si Nestorio estaba buscando la Verdad por sincero Amor a la Verdad, antes o después habría coincidido con la decisión del Papa. Acordémonos de las discusiones que tuvieron San Pedro y San Pablo sobre el asunto de la circuncisión y de la apertura de la religión cristiana a los gentiles. También ellos se enfadaron cada uno cerrado en su posición, pero a un cierto punto, creo que Pedro entendió que las razones de Pablo eran incontestables y que corría el riesgo, Pedro, en insistir sobre la postura de los judío cristianos sólo por Ego (querer tener una razón que no se tiene sólo para decir «hemos ganado») y no por la sincera búsqueda de la Verdad y del conocimiento de Dios. Así que Pedro, al final, coincidió con Paolo en que la religión cristiana estaba abierta a todos, también a los gentiles y también a los no circuncisos demostrando de amar a la Verdad, de buscar a la Verdad por Amor a la Verdad.

Por lo tanto, en el caso de Nestorio y de sus seguidores, la Iglesia Católica de aquel entonces habría tenido que, por un lado, aceptar el Dogma de la unicidad de la Persona de Cristo (que fue lo que hizo) y, al mismo tiempo, usar Misericordia con Nestorio y sus seguidores dandoles el tiempo de meditar mas profundamente para llegar a la Verdad del conocimiento de Cristo. Pero actuando como actuó, rompió los equilibrios, generó rabia y orgullo y esta, según mi pensamiento, fue la causa de la separación de la Iglesia Armenia con la Iglesia Católica.

Hay que considerar también que, en aquel entonces, la Iglesia Católica y sobre todo, el Papa, estaban sometidos a muchas presiones: incursiones paganas por todos los lados, un montón de sectas y erejias. Y también que la parte humana de la Iglesia, en su comportamiento, muchas veces se equivoca precisamente porque está hecha de seres humanos, de personas como cualquiera de nosotros. El mensaje de la Iglesia Católica es Divino. La guía de la Iglesia Católica es el Espíritu Santo pero la parte que actúa materialmente es humana y por tanto, sujeta a errores de evaluación (cuando no es materia de fe) y de comportamiento.

Mi sueño sería que la Iglesia Armenia y también la Iglesia Ortodoxa Rusa volviesen a la Iglesia Universal porque Sus experiencias, Sus amor por todo lo que es Místico y Espiritual, Sus enorme respeto por lo Sagrado, Sus gran capacidad de meditar y de orar intensamente para alcanzar una unión espiritual perfecta con Dios y con los Hermanos es algo que en Occidente hemos casi perdido y que tenemos urgentemente que recuperar.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.