En 2015 se consolidó sistema de control financiero vaticano, afirma AIF

VATICANO, 28 Abr. 16 (ACI).-
“El 2015 marca el efectivo funcionamiento de la Autoridad de Información Financiera”, afirmó este 28 de abril René Brulhart, presidente del consejo directivo de la AIF durante la presentación del informe sobre las actividades y estadísticas correspondientes al año pasado.

Durante el acto, realizado en la Sala de Prensa de la Santa Sede, Brulhart dijo que “el 2015 marca el efectivo funcionamiento de la AIF de su fundación y gracias a ello se intensificó la cooperación de la autoridad vaticana competente con las contrapartes internacionales para combatir las actividades financieras ilícitas”.

“Se firmaron –añadió– memorandos adicionales de entendimiento con las autoridades competentes de otras jurisdicciones y el intercambio de información a nivel bilateral se ha incrementado de manera significativa”.

Así, el sistema de información se consolidó y la AIF se ocupó de 202 Reportes de Actividades Sospechosas (RAS) en 2013, 147 en 2014 y 544 en 2015.

Tommaso Di Ruzza, director de la AIF, explicó que este aumento “no está determinado por el mayor número de posibles actividades ilegales, sino por varios factores, tales como la conclusión del procedimiento de cierre de los informes que ya no es conforme a la legislación vaticana y a las políticas adoptadas por las entidades supervisadas”.

También está determinado por el “monitoreo de las actividades de los usuarios en el marco de los programas de cooperación voluntaria en materia fiscal emprendidas por los estados extranjeros, así como, en general, al fortalecimiento de los sistemas de información y a la creciente toma de conciencia del deber de información por parte de las entidades supervisadas”.

En 2015 se enviaron 17 informes al Promotor de Justicia Vaticano para su posterior investigación por parte de las autoridades judiciales. El número de casos de cooperación bilateral entre la AIF y las autoridades competentes extranjeras pasó de 4 en 2012, a 81 en 2013, a 113 en 2014 y a 380 en 2015.

A partir de 2012, el número de declaraciones transfronterizas de salida de dinero en efectivo que superasen los 10.000 euros disminuyó de manera constante pasando de las 1782 en 2012, a las 1.557 de 2013 hasta las 1.111 en 2014 y se mantuvo estable en 2015 (1.196). Disminuyeron también las declaraciones transfronterizas de dinero entrante en efectivo pasando de las 598 de 2012 y las 550 de 2013, a las 429 de 2014, hasta llegar a las 367 en 2015. Esto se debe al creciente monitoreo de las autoridades competentes y a la introducción de procedimientos reforzados por parte de las entidades supervisadas.

Cuando hay una sospecha se realiza una primera intervención que es la suspensión de la transacción como medida cautelar, que puede durar un cierto tiempo. Si no se esclarece el caso, se procede al bloqueo y a la congelación de la relación que el cliente tiene con el ente del Vaticano. Es decir que la AIF hace de filtro y envía los casos correspondientes a la Justicia.

Ya son 34 los casos los que han terminado en los tribunales. 17 corresponden al presente año.

Se recordó además que la AIF se divide en una oficina de inteligencia y otra de vigilancia. La primera intercambia información con las contrapartes en el exterior, mientras la segunda vigila los entes vaticanos que realizan actividad financiera a nivel profesional.

En el sector de la vigilancia aumentaron las intervenciones de la AIF. En el 2015 fueron suspendidas 4 relaciones por casi diez millones de euros, y congeladas otras tantas por unos 8 millones de euros.

Sobre el ente de Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, el APSA, indicaron que este órgano no hace más transacciones financieras fuera del Vaticano, y si excepcionalmente tuviera que hacerlas, tendrán que pasar por el control de la AIF.

El próximo paso pendiente es en la parte judicial, como fue solicitado por el comité del Consejo de Europa, MONEYVAL, en el informe de diciembre 2015, que considera pocos los casos señalados por la AIF que terminaban en proceso.

Añadieron que las relaciones con el Banco Central de Italia (Banca d’Italia), son buenas y que se está trabajando para lograr acuerdos más profundos, como los existentes con otros países.

Sobre los contactos que tuvieron con otros países contra los fondos del terrorismo internacional, precisaron que se realizan respetando los protocolos existentes, pero no porque hayan pasado fondos a través del Vaticano.

“No hay particulares sospechas”, indicó di Ruzza, y añadió que el tipo de usuarios del Instituto para las Obras de Religión (IOR) son de norma entes y empleados del Vaticano, que no hay operadores financieros externos y tampoco entes de áreas geográficas de riesgo acceden a estos servicios.

Acerca de la AIF

La AIF es la autoridad competente de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano para la vigilancia y la inteligencia financiera en la prevención y la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, así como para la supervisión prudencial.

Instituida por el Papa Benedicto XVI, con la carta apostólica en forma de Motu Proprio del 30 de diciembre de 2010, la AIF lleva a cabo sus actividades institucionales sobre la base del nuevo Estatuto promulgado por el Papa Francisco con la carta apostólica en forma de Motu Proprio del 15 de noviembre de 2013 y de la ley no. XVIII del 8 de octubre de 2013.

En 2015, la AIF firmó memorandos de entendimiento con las unidades de información financiera de Albania, Cuba, Hungría, Luxemburgo, Noruega y Paraguay.

En años anteriores, la AIF firmó memorandos de entendimiento con las autoridades de Argentina, Australia, Bélgica, Chipre, Francia, Alemania, Italia, Liechtenstein, Malta, Mónaco, Países Bajos, Perú, Polonia, Reino Unido, Rumania, San Marino, Eslovenia, España, Estados Unidos, Sudáfrica y Suiza. La AIF entró a formar parte del «Grupo Egmont» en 2013.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.