Atentados en Costa de Marfil y Turquía: Pésame del Papa Francisco

VATICANO, 14 Mar. 16 (ACI).-
El Papa Francisco envió sus condolencias por los graves atentados ocurridos este domingo en Turquía, en el que fallecieron 34 personas y más de cien resultaron heridas, y en Costa de Marfil, donde murieron otras 18.

A través del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, el Santo Padre envió su pésame al Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tras el atentado ocurrido el domingo en una céntrica parada de autobuses de la capital, Ankara.

Ankara car bomb death toll rises to 37 t.co/PKLMjGaAbc pic.twitter.com/f7mQEh0Df3

— AJE News (@AJENews) 14 de marzo de 2016

“Profundamente apenado al tener noticia de los daños y las trágicas pérdidas de vida causadas por las bombas en Ankara -dice el texto- Su Santidad el Papa Francisco asegura al pueblo turco su cercanía espiritual y su solidaridad”.

Asimismo “reza por el eterno descanso de los fallecidos y por los que lloran su pérdida así como por el restablecimiento de los afectados por este abominable acto de violencia. Consciente del generoso servicio prestado por el personal de seguridad y emergencia, Su Santidad invoca las bendiciones divinas de paz, curación y fortaleza para la nación”.

El Santo Padre también envió un telegrama a Mons. Raymond Ahoua, Obispo de Grand-Bassam (Costa de Marfil) donde ocurrió un ataque terrorista en un complejo turístico de esa zona costera, a unos 60 kilómetros de la capital Abiyán.

Confirmados 15 civiles y tres militares muertos en el atentado de #CostadeMarfil t.co/647GCJ1iwd pic.twitter.com/ko8uSCE4Ud

— EP Internacional (@EPinternacional) 14 de marzo de 2016

El atentado ha sido reivindicado por el grupo terrorista musulmán Al Qaeda.

“Al recibir la noticia del odioso atentado perpetrado en Grand-Bassam Su Santidad el Papa Francisco da su más sentido pésame a las familias en duelo y asegura a las personas heridas su cercanía espiritual”, indica el texto.

El Papa “confía las víctimas a la misericordia de Dios para que las reciba en su paz y en su luz. Participando en la tristeza del pueblo de Costa de Marfil, sometido a pruebas tan duras, el Santo Padre condena una vez más la violencia y el odio en todas sus formas”.

“En signo de consuelo invoca copiosas bendiciones divinas para Costa de Marfil y para todas las familias afectadas por este drama”, concluye.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.