Mensaje del 2 de abril de 2017 – Reina de la Paz en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, apóstoles de mi amor,

está en ustedes difundir el amor de mi Hijo a todos aquellos que no lo han conocido;

está en ustedes, pequeñas luces del mundo,

a las que yo con amor maternal les enseño a brillar con claridad en todo su esplendor.

La oración los ayudará, porque la oración los salva a ustedes, la oración salva el mundo.

Por eso, hijos míos, oren con palabras, con sentimiento, con amor misericordioso y con el sacrificio.

Mi Hijo les ha mostrado el camino,

Él, que se ha encarnado y ha hecho de mí el primer cáliz,

Él, que con su supremo Sacrificio les ha mostrado cómo se debe amar.

Por eso, hijos míos, no tengan miedo a decir la verdad.

No tengan miedo, ustedes mismos, de cambiar y de cambiar el mundo difundiendo el amor y haciendo todo para que mi Hijo llegue a ser conocido y amado,

al amar a los demás en Él.

Yo, como Madre, estoy siempre con ustedes.

Oro a mi Hijo para que los ayude a que en su vida reine el amor:

el amor que vive, el amor que atrae, el amor que da la vida.

Ese es el amor que les enseño, un amor puro.

Está en ustedes, apóstoles míos, reconocerlo, vivirlo y difundirlo.

Oren con sentimiento por sus pastores, para que con amor puedan testimoniar a mi Hijo.

Les doy las gracias”.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *